“El mate puede ayudar a perder peso, controlar la diabetes, el Parkinson y la osteoporosis”

 

Estudios científicos avalan las propiedades de la yerba mate y aconsejan su consumo sin azúcar. El naturópata Pablo de la Iglesia nos habla de sus propiedades en esta nota…

 

PABLO DE LA IGLESIA. Naturópata y escritor radicado en Chajarí.

 

Por Claudia Cagigas

El tema de la yerba mate es muy interesante porque alrededor de su consumo hay tradición, cuestiones culturales, amigos que se unen y hasta compañía en momentos de soledad. Pero también hay cuestiones nutricionales de las que poco sabemos y vale la pena conocer. Para charlar del tema en el programa EL ESPEJO (Radio Show) invitamos al naturópata y escritor Pablo de la Iglesia, quien ante todo aclaró que cuando hablamos de las propiedades del mate nos referimos al mate amargo o endulzado con alguna hierba natural como la estevia. “El mate puede ayudarnos a perder peso, a controlar la diabetes, en el Parkinson, la osteoporosis. Son conclusiones que están sacando los científicos”, aseguró.

 

Principios nutricionales

“El mate tiene muchos principios nutricionales. Los que más destaco son algunos antioxidantes como los polifenoles. También tiene ácido clorogénico, que no solo es un antioxidante sino un activador del metabolismo que ayuda a perder peso. Tiene algunas vitaminas del complejo B, algo de hierro (no una cantidad importante) y mucho magnesio”, explicó Pablo de la Iglesia.

 

Científicos afirman que la yerba mate tiene muchos principios nutricionales.

 

Pese a las bondades que el mate amargo tiene, “para que haga la diferencia a largo plazo, tiene que estar en un contexto de alimentación saludable: más frutas, más verduras, menos carnes, menos huevos, más cereales integrales, más legumbres… No necesariamente hay que quitar la carne, se puede hacer una dieta saludable con carne y seleccionar la calidad –que no sea feedlot-”, sostuvo.

 

Por si fuera poco, “algunos investigadores observaron que si bien el mate es una fuente importante de antioxidante, las yerbas que se comercializan con hierbas medicinales tienen más antioxidantes. La primera que quiero destacar es la estevia. A mucha gente no le gusta, a mí tampoco me gustaba al principio, pero me fui acostumbrando y me di cuenta que me ayuda a controlar la ansiedad. En su momento yo era una persona que comía muy sano pero mucho y rápido, lo cual no es bueno. Con la estevia noté que estaba controlado”, comentó.

 

 

Mate y estevia

Hay varias formas de incorporar la estevia en el mate. “La mejor es incorporar unas hojitas en la yerba. También se puede hacer una infusión para cebar. Luego está la estevia en polvo o en gotas. Pero en estos últimos dos casos está el principio activo de la estevia que endulza, pero faltan las propiedades medicinales”, aclaró.

 

El mate como fuente de hidratación

Además de las propiedades ya descriptas, el mate para los argentinos es una muy buena fuente de hidratación “y la falta de hidratación es uno de las principales causas de nuestros problemas de salud”.

 

 

Dentro de los inconvenientes que acarrea la falta de hidratación, Pablo de la Iglesia señaló el estreñimiento, “que puede generar un desorden en la flora intestinal y agravar las enfermedades autoinmunes, la diabetes, predisponernos a todo tipo de infecciones, a cándidas, a parasitosis… Y las parasitosis pueden desencadenar un montón de cosas como la adicción al azúcar, que a su vez dispara otras adicciones”, manifestó.

 

Por eso, “para la mayoría de las personas que no lo tienen contraindicado por una cuestión en particular, el mate es muy saludable”, aseguró.

 

Algunos datos sobre la hidratación

Pablo de la Iglesia sostuvo que “los argentinos somos los principales consumidores de mate. Después siguen los uruguayos, los brasileros y los sirios. Los argentinos tomamos entre 100 y 120 litros de mate al año, lo cual es un buen dato sobre todo para los que no tienen la costumbre de tomar mucha agua. El mal dato es que tomamos muchas gaseosas: 137 litros por persona y ahí todos los beneficios del mate quedan disminuidos”.

 

Finalmente, subrayó que “el mate es una excelente fuente de hidratación aunque el agua es la fuente de hidratación perfecta y luego las infusiones. Pero el mate nos salva. Por eso recomiendo tomar más agua, mate y menos gaseosa”, concluyó.