Certificados SSL Argentina

TITULOS: Una Constelación Familiar muestra hechos de nuestro pasado que, ocultos, pueden afectarnos Leer Más

TITULOS: El circo… una historia de amor apasionado Leer Más

TITULOS: Autoestima, dependencia afectiva y desarrollo personal Leer Más

TITULOS: Comunidad de locos: Historia de Colonia Psiquiátrica “Raúl Camino” de Federal (Parte 1) Leer Más

27 septiembre, 2022

Dolores de rodilla, de cadera, lumbalgia: el origen puede estar en la pisada

Los pies pueden aportar mucha información vinculados con nuestra salud. El uso de la tecnología es importantísimo para objetivar esa información y mostrar de manera contundente cómo estamos pisando, qué parte del cuerpo estamos sobrecargando y qué podemos hacer para evitar futuras dolencias.

MARTÍN VERGARA (REPRESENTANTE SENSOR MEDICA) Y CATALINA VILLA SÁENZ (INGENIERA BIOMÉDICA).

Por Claudia Cagigas

Cuando nos movemos, estamos sujetos a fuerzas de impacto que repercuten en forma directa en nuestros pies. Cada persona tiene un patrón específico de caminar –de marcha- y si éste patrón presenta alteraciones, no solamente los pies se ven afectados sino la alineación de la cadera, de la rodilla y de la columna. “¿A quién no le ha pasado reconocer a ciertas personas por la forma de caminar? Escuchamos que alguien llega y sabemos quién es por la manera en que arrastra los pies, o porque camina dando saltitos, o porque la pisada suena dura…”, deslizó Catalina Villa Sáez, Ingeniera Biomédica, en el programa EL ESPEJO (Radio Show Chajarí).  Catalina es colombiana y está radicada en Roma –Italia- junto a Martín Vergara. Martín es argentino y es representante de Sensor Médica para Latinoamérica. Vinieron a Chajarí especialmente convocados por la firma Distrimed Chajarí, para brindar una capacitación profesional.

Esos aspectos que nos caracterizan a la hora de caminar o correr, constituyen nuestro patrón de marcha y, según la profesional, es preciso reconocerlos a través de un examen exhaustivo, ya que esa información puede ser decisiva para el tratamiento de determinadas dolencias, pero también para evitarlas –prevención-.

¿Cómo se realiza un estudio de la marcha?

La baropodometría computarizada es un análisis integral de la pisada y de la marcha, donde se evalúa no solo lo que sucede a nivel del pie sino también su repercusión en el resto del cuerpo (rodilla, cadera, columna). Si hay alteraciones, lo ideal es indicar al paciente un tratamiento de rehabilitación (con kinesiólogos, fisioterapeutas), pero también se puede apelar al uso de plantillas mientras se intenta corregir la alteración, dijo Villa Sáenz.

“El estudio baropodométrico es algo sencillo, no invasivo, no emite rayos, no emite ondas y es muy preciso. El paciente camina sobre una plataforma con sensores que marca cada punto de apoyo del pie, en una escala de colores muy fácil de interpretar. Eso se hace en posición estática, en posición dinámica y hay otros exámenes alternativos. Así, se obtiene toda la información para que el profesional no solo pueda aconsejar qué tipo de calzado debe utilizar el paciente, sino también organizar un tratamiento adecuado”, indicó Martín Vergara.

¿A qué sintomatología debo prestar la atención?

Hay indicadores de que algo no está funcionando bien en nuestra marcha y que podemos advertir fácilmente. Por ejemplo, “cuando las dolencias se mantienen a través del tiempo; cuando me levanto, doy los primeros pasos, me duelen los pies o el talón y luego desaparece; cuando tengo un dolor en la columna lumbar que no se me quita; cuando una rodilla me empieza a molestar…”.  Las manifestaciones son infinitas, no obstante, lo recomendable es consultar, “porque algo está ocurriendo mal y porque si me duele el talón, para evitar el dolor voy a cargar la otra pierna y luego me dolerá la rodilla y luego la cadera porque el cuerpo comenzó a compensar. Hay que evitar llegar a ese punto, hay que evitar llegar a las compensaciones, a la sobrecarga de otras zonas”, dijo Catalina Villa Sáenz.

Recomendaciones para cuidar el pie

La Ingeniera Biomédica indicó que en primer lugar hay que cuidar la planta del pie. “Los callos son una respuesta fisiológica normal frente a una presión muy alta, entonces la piel se hace más gruesa para proteger la zona. Al quitar los callos, sacamos esa barrera protectora y por eso vuelven a aparecer. Quitarlos no es la solución definitiva, habría que hacer un análisis –de la marcha-, detectar esta zona de presión y hacer una plantilla que libere estas presiones. Luego, con el tiempo, se observará que ya no se genera esa barrera protectora porque no se la necesita más”, dijo.

Por otra parte, señaló la importancia de la posición de los dedos -si hay dedos encimados algo no anda bien-, si hay uñas moradas, si hay uñas que se caen por la presión que se ejerce y también aludió a la correcta elección del calzado. “Cuando los niños están en crecimiento, a veces los papás compran una o dos tallas más grandes y eso puede generar un problema más grande porque sus deditos se encogen para evitar que el zapato se salga y termina generando otro tipo de alteración”.

¿Cómo elegir un buen calzado?

Un buen calzado es fundamental para la salud de nuestros pies, sin embargo, suele suceder que elegimos por el color o guiados por lo que está de moda. Catalina Villa Sáenz manifestó que “hay que conocer el patrón de marcha de cada uno para elegir el calzado más adecuado”. Por ejemplo, “si hablamos del sistema de amortiguación, Adidas tiene el boost; Mizuno tiene resortes, otra marca tiene el gel y sistemas diferente. Si una persona apoya mucho en los dedos va a necesitar que la altura de atrás sea mayor -un ultra boost-, pero también la elección depende del peso, de las distancias que va a recorrer. Si usa tacos todo el día, no puedes usar unos zapatos minimalistas -que casi no tienen suela- porque va a sobrecargar los gemelos y se va a lesionar. Entonces hay que ver cómo está acondicionado el cuerpo en general y no sólo el pie; hay que ver cómo está muscularmente, cómo están las extremidades inferiores, para poder definir qué características de calzado conviene. No hay un calzado estándar, sino que hay que conocer el patrón de caminar para elegir incluso la marca, el peso, el sistema de amortiguación, el drop”.

¿Quién puede sugerir el calzado más adecuado para mí?

“No es que la tecnología dice qué marca o qué calzado conviene. El profesional que realiza el estudio de la marcha, a partir de esta interpretación, es quien puede sugerir. Por ejemplo, si vemos que el pie derecho prona y el izquierdo supina, necesitas un zapato neutro y una plantilla que corrija cada pie porque no somos simétricos y puede ser que un pie tenga un requerimiento y el otro pie tenga otro requerimiento. Eso se corrige con plantillas. En estos casos “mi recomendación es una zapatilla neutra (ni pronadora ni supinadora) y corregir con una plantilla”.

¿Dónde me puedo realizar un estudio de la marcha?

Estos estudios baropodométricos pueden realizarse en Distrimed Chajarí, en Avenida 9 de Julio 3240. Allí está no sólo la aparatología necesaria sino también el personal capacitado por Catalina Villa Sáenz y por Martín Vergara para la correcta interpretación de la evaluación.