Certificados SSL Argentina

TITULOS: Violencia laboral: cinco denuncias en el Departamento Federación en el ámbito público y privado Leer Más

TITULOS: Los puestos laborales de ordenanzas de escuelas y cocineros son designaciones políticas Leer Más

TITULOS: ¿Por qué es necesaria un Área de Diversidad de Género? Xiomara Breppe y Sofía Bernárdez cuentan su historia Leer Más

TITULOS: Aceite de cannabis: para qué enfermedades sirve, quienes NO pueden tomarlo, dónde conseguirlo, medidas de seguridad Leer Más

TITULOS: “Los de la mesa 10”: tributo a un grupo de jóvenes chajarienses que en 1977 se animaron con una obra teatral “prohibida” Leer Más

3 febrero, 2022

Galimberti quiere lograr un “shock de trabajo” y Lena evitar “retornos” de las empresas que contrata el Estado

Por primera vez en la historia, Chajarí tiene dos diputados nacionales simultáneos (UCR). Gabriela Lena, que asumió en diciembre de 2019 y Pedro Galimberti en diciembre de 2021. Juntos estuvieron en el programa EL ESPEJO (Radio Show), donde explicaron en qué están trabajando actualmente.

PEDRO GALIMBERTI Y GABRIELA LENA. DIPUTADOS NACIONALES, HABLAN DE SU TAREA LEGISLATIVA

Por Claudia Cagigas

Shock de trabajo para el país y aplicación de las normas ISO de corrupción para las empresas que contratan con el Estado, son dos temas en los que actualmente están trabajando los diputados nacionales oriundos de Chajarí, Pedro Galimberti y Gabriela Lena. Ambos radicales, pero pertenecientes a distintas líneas, integran comisiones diferentes en la Legislatura Nacional y se prestaron a participar juntos de una entrevista en el programa radial EL ESPEJO (Radio Show Chajarí).

Shock de trabajo

Para Galimberti un tema central es “generar condiciones para que exista un shock de trabajo” en nuestro país. También dijo que cuenta con el borrador del proyecto y adelantó algunos aspectos del mismo.

Como primera medida, el diputado nacional sintetizó: “Suben los índices de pobreza, indigencia y desocupación y el gobierno prorroga la emergencia laboral sólo por seis meses.” Por tanto, teniendo en cuenta que “las condiciones políticas no están dadas para discutir la ley laboral de fondo, en el marco de la emergencia laboral (situación excepcional que requiere remedios excepcionales), hay que proponer alguna ayuda del estado, algunas concesiones de los gremios para los que ingresan a trabajar y están cobrando un plan y también hay que proponer un período de prueba más largo. Insisto, como medida excepcional y por un período determinado de tiempo. Que existan mejoras en las condiciones de contratación y en la salida de la relación laboral, y que ahí sea el estado quien al menos brinde un mínimo de lo que hoy es la indemnización. Aquí hay que buscar algunos fondos a través de lo que es la ley nacional de empleo.”

Galimbeti reconoció que lograr esta ley “es un trabajo complicado”, porque “la mirada que hoy tenemos algunos es que el sistema actual no está dando las respuestas que se necesitan.” También mencionó que, si bien los gremios hablan de la mitad que tiene trabajo, hay una mitad que está afuera, y “es ahí donde nosotros tenemos que empezar a trabajar. Hay gente que no tiene ningún tipo de ayuda de parte del estado y tampoco le estamos dando la posibilidad de que ingresen al sistema.”

Sobre el proyecto, el diputado nacional volvió a resaltar que “es un borrador” y que “el tema es cómo hacer para que se mueva”. “Estamos hablando con algunos justicialistas y con algunos diputados que están en el espacio nuestro”, dijo.

Contratar sin que exista ningún “retorno”

Por su parte, la diputada nacional Gabriela Lena está trabajando en un proyecto que también requiere mucha voluntad política para ser tratado y prosperar. “Tiene que ver con la aplicación de las normas ISO de corrupción para las empresas que contratan con el Estado. Soy una convencida que el dinero que falta en la educación, en la reparación de escuela, en un buen sistema de salud, en los caminos, se relaciona con el dinero que va quedando en la corrupción. En este proyecto intentamos que las empresas que contraten con el Estado pasen por un control, que tiene que ver con las normas ISO, para poder contratar sin que existe ningún retorno. En otros países existe”, comentó Lena.

“Todos hablamos de la corrupción y nos enojamos con los funcionarios. Y está bien. Pero también tenemos que enojarnos con quien ofrece la posibilidad de ser corrupto y en esto tenemos que hablar de empresas que se prenden. Esto vendría ser la continuidad de un proyecto que presenté de la Oficina Anticorrupción, que si bien existe, es una oficina que no sirve para nada porque depende del Ejecutivo. La idea es que tenga autonomía, que el funcionario que ingrese como jefe tenga un proceso de selección parecido al de los jueces, que su designación pase por el Senado y que no dure el mismo tiempo que dura el presidente de la Nación. Quizás son cosas idílicas para algunos, pero si logramos que estas leyes existan y sean duras, no nos vamos a quejar porque hay muchos diputados o senadores: la plata va a llegar igual a los lugares donde está haciendo falta”, concluyó la diputada nacional.

  • Compartir: