Certificados SSL Argentina

TITULOS: “Mi agresor está en libertad y la encerrada soy yo”. Valentina, víctima de violencia familiar Leer Más

TITULOS: María Luisa, esposa de Vanina. De un pasado violento al buen amor Leer Más

TITULOS: Historias de amor en torno a las peñas del Rancho la Amistad Leer Más

TITULOS: Contratados en la Municipalidad de Chajarí: Marcelo Borghesán brinda explicaciones Leer Más

TITULOS: Cuota alimentaria: ¿Cuánto debe pasar un progenitor? Leer Más

8 agosto, 2019

¿Cuál es el método para la recuperación de adicciones del Hospital de Día?

“La idea es que no tapen más las cuestiones emocionales que los llevaron al consumo, que puedan resolverlas y manejarlas. Acá suma todo, el psiquiatra, los talleres, los grupos terapéuticos, todo”, dijo la psicóloga Cecilia Baloni.

CECILIA BALONI (PSICÓLOGA) – RODRIGO BARRIOS BERTERAME (OPERADOR EN PSICOLOGÍA SOCIAL)HOSPITAL DE DÍA DE CHAJARÍ

Por Claudia Cagigas

El Hospital de Día de Chajarí funciona en dependencias del Hospital Santa Rosa, de lunes a viernes de 8:30 a 12. Los pacientes en recuperación de adicciones –fundamentalmente drogas-, desayunan en el lugar y luego deben cumplir con diferentes actividades, entre ellos dos talleres diarios de huerta, circo social, teatro, comunicación, reciclado y manualidades. No pueden elegir a que taller abocarse sino trabajar en el que se les asigna, ya que cada uno cumple con una función terapéutica específica. Por otra parte, dos veces por semana, también en horas de la mañana, funcionan los grupos terapéuticos. Asimismo, hay entrevistas psicológicas individuales y psiquiátricas para el que lo requiera.

Cecilia Baloni es la psicóloga a cargo del Hospital de Día. Consultada sobre la necesidad de realizar un tratamiento psicológico para abordar los múltiples factores que llevaron a un adicto a su consumo y si la realización de esta terapia puede ser optativa, respondió: “Los pacientes pueden arrancar con los talleres y después de un mes o dos, estar preparados para empezar una terapia individual. No es un requisito que lo hagan desde el principio. Arrancan con la rutina diaria y se espera el momento apropiado para que acepten la terapia y la continúen. En algún momento la terminan haciendo, pero uno intenta que no lo tomen como una invasión porque arranquen con muchas cosas a la vez”.

CECILIA BALONI. PSICÓLOGA A CARGO DEL HOSPITAL DE DÍA DE CHAJARÍ.

Las admisiones

Para ingresar al Hospital de Día se hacen entrevistas de admisión. “Por ahí encontramos gente con muchos años de consumo y lo que se hace es derivar a espacios dentro del mismo hospital. Ahí mismo trabajamos con agentes sanitarios, que se encargan de conseguir turno inmediato para realizar un laboratorio, para una consulta médica, para una consulta psiquiátrica, para lo que uno evalúe necesario. Y en caso de que no necesite ninguna derivación, directamente se arranca en el Dispositivo, que cuenta con psicólogo, con psiquiatra – el Doctor Sergio Almeida – y los talleristas.

“En una admisión hospitalaria uno tiene que tener en cuenta si el paciente viene sólo o es mandado. Hay muchos jóvenes que vienen judicializados y lo hacen para zafar de una situación peor, no por convencimiento. También hay pacientes psiquiátricos. Entonces tenemos que evaluar qué impacto va a tener esa persona en el grupo, sino lo va a desestabilizar. Lo que nosotros exigimos es que al menos tenga el primer paso internalizados: que reconozca que tiene un problema, aunque no sepa qué hacer con ese problema”, dijo Cecilia Baloni.

En este momento hay siete pacientes en recuperación. “Por ahí la concurrencia no es constante, el espacio que tenemos es reducido, es gratuito y aunque parezca raro esto tiene mucho que ver porque a veces los pacientes no están acompañados, el ir o no depende de ellos y esto se dificulta. Siete personas para el espacio que tenemos y la cantidad de gente que estamos trabajando está bien, no sé si podríamos con más”, agregó.

En el Hospital de Día “tratamos adicciones a las drogas y en caso de alcohol lo evaluamos y por ahí derivamos a Alcohólicos Anónimos.Trastornos de la alimentación no trabajamos”.

El rol de los talleres en la terapia de recuperación

Los talleres están atravesados por una cuestión terapéutica, por eso, cuando los pacientes arrancan tienen la obligación de ir todos los días. Ellos no eligen a qué taller ir y a qué taller no ir, porque cada uno tiene su objetivo específico.

“El taller de huerta es el que más les cuesta porque es el que más tarde en producir resultados visibles. El de circo, que lo da Marcos Retamozo, también. Cada taller está pensando terapéuticamente para trabajar, desde lo práctico, diferentes cuestiones que ayudan a la persona que consume. El manejo de la frustración es una de las claves de estos talleres. Por ejemplo, el de circo genera mucha resistencia porque tiene una actividad física importante, porque ayuda a manejar la frustración ante tantos intentos de que se te caiga la pelotita al piso y además enseña un oficio y fomenta la cooperación porque el que le salió primero termina ayudando al otro”, explicó Baloni.

El juego es otro factor importante. “La idea de ir a un lugar con la problemática que trae cada uno y decirle ‘vamos a jugar un rato’ es también un poco fuerte y hay que saber elaborarlo y trabajarlo con ellos. En el caso del taller de circo, lo que se hace también es jugar como juegan los chicos en la escuela”

“Con el taller de teatro el paciente aprende a soltarse y encontrar otras vías de comunicación, porque a ellos les cuesta mucho soltarse. Apuntamos a eso: que escriban, que se sueltan corporalmente y luego se enganchan”, contó. “La idea es que no tapen más las cuestiones emocionales que los llevaron al consumo, que puedan resolverlas y manejarlas. Acá suma todo, el psiquiatra también, los grupos, los talleres, todo”, subrayó.

Los grupos terapéuticos

RODRIGO BARRIOS BERTERAME. A CARGO DE LOS GRUPOS TERAPÉUTICOS.

Rodrigo Barrios Berterame es operador en Psicología Social y está a cargo de los grupos terapéuticos. “El grupo tiene una intención explícita, que es tratar de trabajar y elaborar lo individual haciéndolo grupal; tratar de poner en común las experiencias de cada uno dentro de un contexto de confianza y respeto, en el marco de un tratamiento para adicciones. Después, el día a día te lleva a encontrarte con un montón de cuestiones que son las que plantean los integrantes del grupo. Hemos tenido días donde se comparte que se hizo el fin de semana desde un lugar sano (un fin de semana sin consumo) y otros donde arrancás la semana con situaciones de consumo grave o circunstancias familiares graves. Y todo eso se va tratando de elaborar dentro del grupo, a veces con una interacción muy fluida”, explicó. La posibilidad para buscar ayuda en el Hospital de Día está abierta. Para esto hay que acudir de lunes a viernes, de 8 a 12,30 horas e ingresar por Avenida 1° de Mayo y Brasil. El tratamiento es gratuito y por el momento sólo se brinda atención a pacientes con problemas de adicción a las drogas.

  • Compartir: