Certificados SSL Argentina

TITULOS: Petrona en mi alma: una historia de amor que supera la ficción Leer Más

TITULOS: ¿Sufriste un accidente y te quedaron miedos? ¿Están alterando tu vida? Leer Más

TITULOS: ¿Qué pasó, donde viven muchos de los “personajes” de Chajarí? Leer Más

TITULOS: “Uno tiene que trabajar con su violencia, con su sed de venganza para que los hijos no se conviertan en eso” Leer Más

TITULOS: ¿Qué es PERVERSIÓN? ¿Puedo estar con una persona perversa sin darme cuenta? Leer Más

27 marzo, 2024

Cannabis medicinal: precauciones a la hora de comenzar a utilizarlo

“El cannabis medicinal no es un yuyo, no lo podemos tomar de cualquier manera. Y los yuyos, por más benigno que sean, si se los toma en dosis muy altas terminan intoxicando. Todo tiene su justa medida y hay pacientes que NO pueden utilizarlo”, dijo la Dra. Romina Hartwig.

ROMINA HARTWIG – Médica Especialista en Tratamiento del Dolor Crónico con Cannabis Medicinal.

Por Claudia Cagigas

Las propiedades de la planta de cannabis para tratar numerosas afecciones han sido demostradas científicamente. Hoy sabemos que es eficaz para el tratamiento de epilepsia refractaria, insomnio, ansiedad, dolor crónico (pacientes oncológicos, artrósicos, neuralgias, fibromialgia), Síndrome de Dravet en la infancia –todo tipo de convulsiones-, autismo, depresión, estímulo del apetito en pacientes con HIV y en pacientes con cáncer, Parkinson y Alzeihmer. Pero también sabemos que está contraindicado en embarazadas, lactantes, pacientes con patologías psiquiátricas sin control (esquizofrénicos o bipolares), pacientes con cardiopatías (arritmias no controladas), pacientes con trastornos hepáticos o renales. Y en el caso de pacientes con adicciones previas debe utilizarse con mucha precaución.

La popularidad alcanzada en los últimos años ha llevado a que muchas personas opten por utilizarlo sin ningún tipo de control ni asesoramiento médico y sin siquiera saber de dónde proviene o qué contiene el producto que están consumiendo. Todo esto conlleva muchísimos riesgos, sobre los que alertó la Doctora Romina Hartwig, especialista en Tratamiento del Dolor Crónico con Aceite de Cannabis. En esta nota te presentamos algunas de cuestiones que tenés que saber antes de consumirlo.

EL ESPEJO (EE)-.  ¿Qué diferencia hay entre el cannabis medicinal y un cigarrillo de marihuana?

ROMINA HARTWIG (RH) -. El cigarrillo de marihuana se hace con la planta entera de cannabis y tiene todos los efectos de la planta, sean psicoactivos o no y todos los efectos adversos a nivel pulmonar, por eso los médicos no lo indicamos.

El aceite de cannabis, en cambio, está hecho sólo de la flor de la planta hembra y no tiene lo componente psicoactivos. De esta flor se extrae una sustancia que, mediante un proceso específico, se pone en aceite de oliva, coco o sésamo… El aceite artesanal de cannabis que recomendamos los médicos es sólo el que se manda a analizar en un cromatógrafo (hay en Rosario y en Santa Fe), porque sólo así podemos saber exactamente qué componentes tiene, en qué porcentajes y de qué manera debemos darlo con seguridad a nuestros pacientes. No recomendamos el aceite artesanal que no tiene ningún tipo de análisis ni control, porque no sabemos de dónde procede, que componentes tiene, si está contaminado, si tiene hongos, o si directamente es un fraude y no contiene nada de cannabis.

En Chajarí hay un solo cultivador solidario, que está registrado en el REPROCANN, que produce aceite de cannabis artesanal y que manda a analizar sus productos: Germán Brarda. Germán produce un aceite que es confiable porque sabemos qué componentes tiene, qué efectos adversos puede causar según la dosis.

También hay tres marcas de aceite de cannabis que se comercializan en farmacias y son confiables. Y hay pacientes que a partir de su dolor aprendieron a plantar y a hacer su propio aceite.

EE-. ¿Es lo mismo el aceite que puedo comprar en la farmacia o el que puedo comprar a un cultivador?

RH-. No es lo mismo. Por ahora los que hay en farmacia tienen un solo componente de la planta, el CBD, que sirve más específicamente para epilepsia y ansiedad, pero no sirve para el tratamiento del dolor o la inflamación. Para estos últimos casos necesitamos un aceite donde predomine otra sustancia, el THC. Y aquí es donde necesitamos acudir a un cultivador solidario que cuente con el respectivo análisis de sus productos, para saber qué patologías podemos tratar y con qué dosis.

EE-. ¿Tiene el mismo precio un producto de farmacia que uno artesanal?

RH-. La diferencia de precios es abismal. Una de las marcas de los aceites de farmacia sale 80 mil pesos y las otras dos marcas tienen un costo de 200 mil pesos el frasco. Los aceites artesanales están entre 10 mil y 20 mil pesos, dependiendo de los mililitros.

Un paciente con dolor crónico utiliza alrededor de un frasco por mes o un frasco y medio. Algunos pueden pagarlo, otros no.

Las obras sociales cubren el aceite de farmacia -presentando un montón de papeles o interponiendo una acción de amparo-, pero este aceite no nos sirve para el dolor. Esto quiere decir que un paciente con dolor crónico debe acudir a un aceite artesanal, que las obras sociales no cubren y muchas veces la continuidad del tratamiento se ve dificultada por esta causa.

EE-. ¿Qué riesgos tiene el aceite artesanal no analizado?

RH-. Lamentablemente hay una sobreoferta de aceite artesanal de cannabis sin ningún tipo de análisis ni de control…  Yo les pido a los pacientes que compran porque a la vecina le hace bien, que por favor no lo hagan, porque no cualquier aceite sirve. En el mercado hay productos contaminados por bacterias, que en un paciente oncológico puede ser terrible y complicar su cuadro aún más. O en el caso de un niño con epilepsia, si recibe un aceite contaminado lo termina infectando. El otro riesgo es que tenga CBD sólo y no sirva para el dolor, o que sea sólo aceite y no le pongan nada. El mercado negro se presta para todo y hay de todo.

El cannabis medicinal no es un yuyo, no lo podemos tomar de cualquier manera. Y los yuyos, por más benigno que sean, si se los toma en dosis muy altas terminan intoxicando. Todo tiene su justa medida. Tenemos que tener conciencia de esto.

EE-. Precauciones al iniciar un tratamiento con cannabis

RH-. El aceite de cannabis no es la primera opción en un tratamiento, está como tercera opción. Primero hay que hacer una evaluación médica y si las otras opciones no funcionan, recién se acude al cannabis.

También hay que tener en claro que no es mágico y que si está bien hecho y el paciente lo toma como corresponde, va a funcionar correctamente en un tiempo no inmediato…

Otro punto importante es que hay que ser disciplinado en la toma y respetar la cantidad de gotas. Tenemos pacientes ansiosos que en vez de gotas usa un chorrito y terminan con efectos adversos. Por ejemplo, un paciente mío tuvo un ACV que, sospechamos, fue por mal uso. Era un paciente hipertenso que no fue a sus controles adecuados.

EE-. ¿Debo realizarme algún estudio previo a la utilización del aceite de cannabis?

RH-. Sí. Previo a la utilización del aceite, como médica necesito estudiar cómo está el riñón, cómo está el hígado, cómo está el corazón para asegurarme que no tenga arritmias. Si es una mujer debo asegurarme que no esté embarazada, que no esté dando la teta. Algunos se enojan porque no quieren hacer nada; quieren que de inmediato les dé el aceite, les indique como tomarlo y listo. Pero esa no es la forma, si algún colega lo hace está mal, porque si hay una arritmia con el cannabis se puede empeorar y terminar en una internación.

EE-. ¿Qué puedo hacer si en mi ciudad no hay un médico que se especialice en la utilización de cannabis medicinal?

RH-. Si donde vivís no hay un médico que se especialice en cannabis medicinal, podés hacer una consulta online.

Otra buena opción es comunicarte por Facebook con AUPAC. Es una Asociación de Médicos y Cultivadores de Rosario que trabajan muy bien, realizan consultas online y producen sus propios aceites. Es decir, hay formas de hacer las cosas bien si uno no tiene un profesional en su ciudad.

Si esta nota te interesó, te dejo la entrevista completa con la Dra. Romina Hartwig, para que la escuches aquí 👇