Certificados SSL Argentina

TITULOS: No todos los chicos pasarán de año escolar… ¿Quiénes quedarán afuera en este ciclo lectivo? Leer Más

TITULOS: Coronavirus: ¿Cómo fortalecer nuestras defensas para que el virus no nos ponga en jaque? Leer Más

TITULOS: ¿Quiénes se encargan de asustar al intendente?: Coronavirus, nueva grieta y escraches en redes según Mauricio Acevedo Miño Leer Más

TITULOS: Silvia Farias: “El cáncer me llevó a pensar cómo estaba viviendo y a poner las cosas en su lugar” Leer Más

TITULOS: “No somos rebeldes”, dijeron padres que presentarán un PROTOCOLO para la realización de recepciones estudiantiles Leer Más

19 junio, 2020

«Blac Poncho es un indio orgulloso que quiere demostrar al mundo que el inca vive en nosotros»

John David Rodríguez es escritor y narrador gráfico de Cuzco, Perú y el creador del mítico personaje Blac Poncho. Intenta despertar el orgullo inca en sus paisanos y revalorizar la cultura ancestral ligada a la Pachamama. Es descendiente wari.

JOHN DAVID RODRÍGUEZ. HUMORISTA GRÁFICO CUZQUEÑO, CREADOR DEL MÍTICO PERSONAJE BLAC PONCHO.

Por Claudia Cagigas

Cuzco, Machu Pichu y otros tantos sitios arqueológicos son visitados por turistas de todo el mundo que anualmente llegan a Perú ávidos de conocer lo tangible del legado incaico. Pero estos sitios son mucho más que lo que se puede ver y tocar. Su verdadera riqueza, sus historias, sólo pueden conocerse charlando con sus paisanos. John David Rodríguez es uno de ellos: humorista gráfico de Cuzco, narrador de historias, abogado -aunque no ejerce-, es un libro abierto de las historias no contadas por los guías a los turistas. Desde Chajarí, Entre Ríos, Argentina, charlamos a través del sistema virtual zoom con John David Rodríguez, quien accedió a la entrevista ubicado en las ruinas de Sacsayhuaman, en las afueras de Cuzco.

¿Quién es Blac Poncho?

Blac Poncho es el Cuzco, es un personaje que creé recogiendo el espíritu quchiwato. Quchiwato es una palabra quechua que mezcla la idea de mujeriego, gigolo, brichero. Pero más que nada es un enamorado, un investigador de las mujeres de todo el mundo, de las que llegan a Cuzco por lo menos.

JOHN DAVID RODRÍGUEZ. «BLAC PONCHO ES EL CUZCO… ES UN ENAMORADO… UN INVESTIGADOR DE LAS MUJERES DEL MUNDO QUE LLEGAN A CUZCO».

¿Qué es un brichero?

Es una antiquísima cuestión. Pero vulgarmente creo que en todo el mundo le dicen gigolo. Un hombre que seduce y vive de las mujeres.

¿Por qué Blac Poncho es Cuzco?

Porque es un indio orgulloso, un indio que trata de ser distinto al indio sufrido, explotado que siempre se queja que no lo respetan. Blac Poncho quiere demostrarle al mundo y a sus paisanos que no jodan, que el inca vive en nosotros, que están en nuestra sangre, que no somos una raza de perdedores, que somos una raza de ganadores, que podemos mirar de frente a cualquier otro ser humano de cualquier color de piel y de ojos, que escuchamos con la misma fruición a Bach o a Brams y podemos jugar al futbol o escribir tan buena literatura como García Márquez o Borges.

JOHN DAVID RODRÍGUEZ. «BLAC PONCHO ES UN INDIO ORGULLOSO, QUE TRATA DE SER DISTINTO AL INDIO SUFRIDO, EXPLOTADO, QUE SIEMPRE SE QUEJAN DE QUE NO LO RESPETAN».

Lo andino, como cultura es un proceso muy largo que comienza hace más de 10 mil años domesticando camélidos en los Andes. Los camélidos nos identifican, hemos crecido juntos y hemos hecho imperio junto con el guanaco, la llama y la vicuña. Durante esta evolución hubo varias culturas representativas.

La primera tal vez fue Chavín en la sierra norte, en las estribaciones orientales. Chavín, como algún gran arqueólogo definió, era la Egipto de América. Luego Tiahuanaco, la gran cultura del Titicaca, que vendría a hacer algo así como los griegos de su época. Y los Incas llegaron a ser como los romanos por el poderío militar. Pero en ese intermedio existió el Imperio Wari, que fue el primero en crear el gran camino que unía todos los Andes; era el gran Camino Inca que llegaba hasta Argentina, hay vestigios muy claros de que llegaba hasta Catamarca, Jujuy.

«LO ANDINO ES UN PROCESO CULTURAL QUE COMENZÓ HACE MÁS DE 10 MIL AÑOS DOMESTICANDO CAMÉLIDOS»

Yo, como heredero de todo ese proceso, veo con bastante vergüenza a mis “paisas” peleándose por tonterías como “yo no soy indio, soy andino o yo no soy indio, soy indígena o nativo”. Son palabras, son bizantinas. Tenemos más de 50 mezclas, pero uno se identifica con lo que quiere revalorizar. Y creo que lo andino se merece un gran lugar en el escenario mundial. Blac Poncho quiere devolver al indio el orgullo del ser.

¿El cuzqueño se siente en inferioridad de condiciones o se está revalorizando?

Hay una frase que fantástica que dice “dejen ser lo que no son”. Nos han hecho creer, con esto del colonialismo, que todo lo que viene de afuera es mejor: el castellano, el consumismo, el capitalismo… todo lo que representa lo occidental. Y la religión católica se entronizó en el dominio cultural para hacerle creer al andino que, por ser chato, cobrizo, indio, es menos. Entonces la agricultura de aquí es agricultura tradicional, el saber ancestral es tenido a menos, sin embargo, la ciencia moderna está demostrando que todo lo moderno en realidad es muy antiguo: el cambio climático, la agroecología, el manejo del agua que es fundamental para la vida. Eso es lo que aquí se desarrolló hace miles de años.

MIRÁ EL VIDEO DE LA NOTA REALIZADA VÍA ZOOM A JOHN DAVID RODRÍGUEZ.

¿Qué significado tiene la planta de coca en la cultura incaica?

 La coca es un regalo de Pachamama, de la tierra. Hay un ritual sagrado que se llama pukuy, que consiste en sacar de la bolsa de coca tres hojitas (kintu), juntarlas, ponerles tu aliento soplando suavemente, como poniendo tu alma, mientras invocás a los espíritus de la montaña y lugares sagrados. La coca te aconseja, es tu compañera, esto va para ofrenda de ella.

La relación con la tierra debe ser constante, pero como en toda ciudad turística, nos invade el consumismo y el venderlo todo. Todo es bricheros, no sólo mujeres. Hay música brichera, comida brichera, tours bricheros, espiritualidad brichera, la cuestión es sacarle la mayor cantidad de dinero posible al extranjero.

MUJERES CUZQUEÑAS OFRECIENDO A LOS TURISTAS FOTOGRAFIARSE A CAMBIO DE DINERO

¿Cómo podemos hacer para conocer Cuzco sin caer en esto?

Es muy difícil enseñarle eso a un argentino porque ustedes son los mejores en esto. El argentino es curioso y la curiosidad es madre de toda sabiduría. No hay que ser sonso, no hay que creerse cualquier cosa, hay que informarse bien. Después, no hay una ruta predeterminada. La filosofía del caminante es el andar, no el circuito, ni el destino, sino el andar.

FIESTA TRADICIONAL EN LAS CALLES DE CUZCO, SEPTIEMBRE 2019 – A UN COSTADO EL HISTÓRICO MERCADO DE SAN PEDRO.

¿Qué representa Qorikancha, el templo dorado, para Cuzco?

El Cuzco es un valle, por eso siempre fue un lugar sagrado, una waca. Waca significa algo sagrado. Ahí se juntaban dos ríos. Controlar el agua en este valle significaba controlar la tierra, por eso todas las fundaciones o conquistas tienen que ver con el dominio del agua.

RÉPLICA DE UN GRABADO INCAICO EN EL INTERIOR DE LO POCO DE QUEDA DE QORIKANCHA

El Cuzco primitivo era una aldea chiquitita, dividida en cuatro partes y luego, con el correr del tiempo, vinieron incas, edificaron un templo y lo fueron recubriendo de oro -que no tenía el significado que le dieron los europeos-. Para el inca el oro era la lágrima del sol, no tenía valor monetario porque no existía moneda, acá lo más valioso era el alimento. El oro era para adornar. Por su brillo servía para consagrar algún objeto al sol, que era el fecundador de la tierra. Y la plata era para adorar a la luna, que era el aspecto femenino. Esa dualidad, ese ying y yang andino, estaba presente en todo…

PARTE DE QORIKANCHA. OBSÉRVESE (EN LAS VENTANAS) LA ARMONÍA, PERFECCIÓN Y SIMETRÍA DE LAS CONSTRUCCIONES INCAICAS

El agua, el sol, el aire, el árbol, todo tenía algún fin práctico pero ritual también. No había esa separación tan maniquea entre lo material y lo espiritual. El Qorikancha fue el mayor templo inca, llegó a estar cercado de oro porque ahí se reunían las imágenes de todas las deidades o espíritus a los que valía la pena agradecer, no como dioses sino como hermanos.

DESDE QORIKANCHA PARTÍAN CAMINOS HACIA LOS CUATRO PUNTOS CARDINALES. UNO DE ELLOS LLEGABA AL NORTE ARGENTINO

Desde el Qorikancha partían caminos hacia los cuatro puntos cardinales. Allí llegaron a reunirse las wakas, los lugares o formas sagradas de todos los pueblos que se iban incorporando. Por ejemplo, cuando los incas conquistaban (no eran civilizadores pacíficos), al pueblo que era incorporado violenta o pacíficamente al imperio se le exigía tres cosas: que traiga su objeto sagrado al Qorikancha para que se junte con todos los demás; que el hijo primogénito o alguien de su familia del líder venga a educarse con los nobles del Cuzco para que aprenda su cultura y así asegurar la sujeción y en tercer lugar que aprendan quechua. También se organizaban los tributos para que aporten con lo que cada uno podía obtener en su región (lana, pescado salado, conchas, plumas de aves, metal, lo que había). El Qorikancha era una suerte de panteón donde se juntaba todo lo sagrado, era el alma del imperio, el alma del Cuzco y de ahí partían las líneas que llegaban a los confines mismos del Tahuantinsuyo (Imperio Incaico en quechua)

CONVENTO DE SANTO DOMINGO. LOS ESPAÑOLES LO CONSTRUYERON SOBRE QORIKANCHA.

¿Qué importancia tiene Machu Pichu dentro de la cultura incaica?

La cantidad de centros arqueológicos que tiene Cuzco es impresionante. Pero Machu Pichu, por su emplazamiento, por su configuración, es muy especial. Es el símbolo fundamental que resume la arquitectura y la cosmovisión inca; es la cúspide de todo un proceso de integración a la naturaleza. El andino no transforma, no destruye cerros ni abre túneles para imponerse a la naturaleza, sino que aprovecha su forma y se integra para aprovecharla… Y Machu Pichu logra esa integración.

MACHU PICHU. «El andino no transforma, no destruye cerros ni abre túneles para imponerse a la naturaleza, sino que aprovecha su forma y se integra para aprovecharla… Y Machu Pichu logra esa integración».

Por la ubicación, por la finura de su mampostería, por lo peculiar de sus monumentos, por el labrado en roca y todo lo que contiene, por la integración de un cerro pétreo a todo un emplazamiento sabemos que no fue muy populosa. No fue habitado por mucha gente, pero tampoco caigamos en la idea de que fue un pueblo extraterrestre, fue abandonado y olvidado por los últimos incas y felizmente por buena parte de los españoles. Antes de que Hiram Bingham oficialmente lo diera a conocer en el mundo fue una chacra en muy mal estado. Tuvo mucha suerte en realidad. Ahora está descansando. Sirvió de algo todo esto.

EN TIEMPOS DE CORONAVIRUS, MACHU PICHU Y LA NATURALEZA RESPIRAN, DESCANSAN…
  • Compartir: