Certificados SSL Argentina

TITULOS: Gladys Borgo: una mujer que se reconstruyó luego de varias tragedias familiares y un matrimonio violento Leer Más

TITULOS: Los puestos laborales de ordenanzas de escuelas y cocineros son designaciones políticas Leer Más

TITULOS: Violencia laboral: cinco denuncias en el Departamento Federación en el ámbito público y privado Leer Más

TITULOS: ¿Por qué es necesaria un Área de Diversidad de Género? Xiomara Breppe y Sofía Bernárdez cuentan su historia Leer Más

TITULOS: Aceite de cannabis: para qué enfermedades sirve, quienes NO pueden tomarlo, dónde conseguirlo, medidas de seguridad Leer Más

10 septiembre, 2017

África detrás del Mundial: Francisco Daudinot cuenta experiencias que erizan la piel

 

FRANCISCO DAUDINOT en las playas de África, durante el mundial de Beach Handball 2017. La otra cara de la competencia…

 

Por Claudia Cagigas

Jugar un Mundial de Beach Handball a los 16 es una experiencia imborrable… Convertirse en el tercer equipo mejor del mundo también… y conocer África al mismo tiempo, es un plus que graba todo más a fuego… Francisco Daudinot hizo todo esto y a pesar de su corta edad, no se perdió detalle: saboreó cada momento, atesoró emociones que no solo tienen que ver con lo deportivo sino también con la cultura de un continente tan lejano y rico en diversidad como diferente al nuestro. Sentado en EL ESPEJO (Radio Show Chajarí), Francisco rememoró recuerdos de África tal como si los estuviera viviendo otra vez…

 

El Océano Índico le regaló una de las experiencias más placenteras de su vida: nadar con delfines envuelto en su canto; un canto que de pronto comenzó a brotar de las profundidades mezclándose con Francisco y sus compañeros del Equipo Argentino de Beach  Handball…

 

REPÚBLICA DE MAURICIO, ÁFRICA.

 

La República de Mauricio fue sede del Mundial de Beach Handball realizado en África este año. Es un país soberano insular ubicado en el suroeste del Océano Índico y allí llegaron nuestros chicos.

 

FRANCISCO DAUDINOT. En la Isla de Mauricio el mar coronaba los partidos de Beach Handball.

 

Francisco cuenta que lo primero que le impactó de su gente es la felicidad de transmiten. “La gente es muy abierta, muy alegre y no pierde oportunidad para ponerse a bailar”. En cuanto a la música, dijo que “lo que se escucha es una mezcla de tambores y cánticos tribales, pero también una música que mezcla lo nativo con lo moderno. Ni bien suena una canción, automáticamente toda la gente se pone a bailar. Eso es una de las cosas que hace que estén alegres todo el tiempo. El impacto de felicidad que te transmiten es increíble, se ve poco en pocos lados”, relató.

 

La alegría de su gente, los bailes constantes y la música se complementan con mucho colorida en la vestimenta: “Usan muchos pareos, tanto varones como mujeres, mucho colorido. El resto normal”, contó.

 

 

Oro en el agua para despedir a los muertos

Los habitantes de la República de Mauricio viven fundamentalmente de la pesca y las artesanías marinas. Practican el Hinduismo como religión y, por eso, despiden a sus muertos de manera diferente a la nuestra. Un hecho llamativo es que en la playa, debajo del agua, suelen verse objetos de oro que nadie toca…

 

“Ellos, por su religión, a los que fallecen los creman y los tiran al mar en barcazas junto con recipientes sagrados. Me pasó de ir caminando por la playa y ver algo dorado que resaltaba en el agua; era un buda de oro que nadie levanta por respeto. Hay vasijas también. Pero como la gente está muy comprometida con la religión, le tienen respeto a ese tema. Los turistas tampoco tocan nada”.

 

“La isla tiene un aire distinto, desde el primer día tuvimos la sensación de estar en casa, entonces le tomamos cariño y respeto. Por eso, cuando veníamos esas cosas no nos daban ganas de tomarlas ni por curiosidad. Creo que nadie iría a la isla a saquear objetos religiosos”, opinó Francisco Daudinot.

 

 

La mezcla cultural

La República de Mauricio “es una colonia francesa que desde 1922 pertenece al Commonwealth de Inglaterra. Por eso la mezcla de culturas es fuerte: hay partes modernas, partes nativas y mucha mezcla. La gente tiene nombres ingleses, franceses, es una mezcla de culturas muy bien lograda”.

 

Y tan bien lograda que “en la Isla Mauricio desde chiquitos sus habitantes manejan seis idiomas: criollo, mauriciano, inglés, francés y dos idiomas nativas que no recuerdo. En Sudáfrica la gente llega a hablar hasta 12 idiomas”, explicó Francisco.

 

Debido a su religión, los mauricianos no comen carne vacuna. “Comen cerdo y mucho picante”.

 

REPÚBLICA DE MAURICIO. También cuenta con cataratas submarinas.

 

No todos son negros, “Se ve gente de piel negra, nativa; gente de la isla pero de padres europeos y mezcla de los dos. Hay diferencias marcadas no solo por el color de la piel sino por la manera de desenvolverse o por las tonadas. No quiero decir que unos se desenvuelvan mejor que otros sino que son distintas maneras de comunicarse”, comentó el joven chajariense.

 

 

Francisco Daudinot se emocionó al recordar los partidos de Beach Handball jugados en la isla africana… “Jugar y ver jugar en la isla es puro show, festejo y baile con música a todo lo que da. El carisma del lugar, junto al carisma de este deporte hizo que todos termináramos juntos en la tribuna cantando, bailando, conviviendo muy bien. Fue algo hermoso y ojalá que pueda seguir experimentando esto en todos los deportes que practico”.

 

FRANCISCO DAUDINOT. Fuerza, pasión, compromiso… Una imagen más que elocuente…

 

Finalmente y como es su costumbre, agradeció el apoyo de su familia, de sus profesores, de sus amigos y el conmovedor recibimiento que le dio Chajarí a la vuelta de África, con el título de pertenecer al TERCER EQUIPO MEJOR DEL MUNDO de Beach Handball. Felicitaciones Fran!!!! Tu simpleza conmueve!!!

 

LA VUELTA AL PUEBLO… Chajarí recibió a Francisco en caravana luego de su participación en el Mundial de Beach Handball en África.
  • Compartir: