Certificados SSL Argentina

TITULOS: Gladys Borgo: una mujer que se reconstruyó luego de varias tragedias familiares y un matrimonio violento Leer Más

TITULOS: Los puestos laborales de ordenanzas de escuelas y cocineros son designaciones políticas Leer Más

TITULOS: Violencia laboral: cinco denuncias en el Departamento Federación en el ámbito público y privado Leer Más

TITULOS: ¿Por qué es necesaria un Área de Diversidad de Género? Xiomara Breppe y Sofía Bernárdez cuentan su historia Leer Más

TITULOS: Aceite de cannabis: para qué enfermedades sirve, quienes NO pueden tomarlo, dónde conseguirlo, medidas de seguridad Leer Más

11 julio, 2022

Quimio con pelo, una vuelta más en Chajarí: fabrican una máquina que mantiene a -20° los cascos que ayudan a evitar la caída del cabello

1

La máquina está en etapa de certificación y se calcula que podría estar en el mercado en unos dos meses. Cumple la función de mantener las temperaturas bajo cero que necesitan los cascos helados que se utilizan para prevenir la caída del cabello durante la quimioterapia. Uno de sus creadores está radicado en Chajarí.

JUAN MANUEL MARTÍNEZ. ORTOPEDISTA. UNO DE LOS CREADORES DE LA MÁQUINA PARA MANTENER EL FRÍO NECESARIO EN EL PROCESO DE “QUIMIOTERAPIA CON PELO”.

Por Claudia Cagigas

“Quimio con pelo” es una Red Solidaria fundada por Paula Estrada, para difundir el uso de cascos fríos durante el tratamiento con QUIMIOTERAPIA, a los efectos de evitar la temida caída del cabello. Paula Estrada comenzó a utilizarlos cuando debió someterse a quimiterapia por padecer de un cáncer de mama. Por aquellos tiempos en Argentina esta alternativa no era conocida. No obstante, ella sabía que en Europa se utilizaban unas máquinas que congelaban el folículo piloso y esto impedía que los medicamentos de la quimio lleguen, evitando en parte la caída del pelo. Con esta información apeló a unos sachets de geles azules capaces de conservar el frío o el calor, que se pueden conseguir en cualquier farmacia, fabricó un casco y comenzó a utilizarlo durante las quimios. Los resultados fueron excelentes y la pérdida de cabello mínima.

“Ella fabricaba los cascos de forma casera, el problema era que por sesión de quimioterapia tenía que usar entre 8 y 10 cascos, porque cuando se los colocaba, el mismo cuerpo comenzaba a calentarlos. El casco debe colocarse a -20 grados y dura media hora. Entonces hay que calcular el tiempo que dura la quimioterapia para saber la cantidad que se van a utilizar”, explicó Juan Manuel Martínez, ortopedista y uno de los creadores de la máquina que en par de meses estará lista para salir al mercado.

CASCOS “QUIMIO CON PELO”, IDEADOS POR PAULA ESTRADA. DEBEN APLICARSE A VEINTE GRADOS BAJO CERO.

La función de la máquina

Juan Pablo Martínez es de Buenos Aires, pero actualmente está radicado en Chajarí. Junto a dos técnicos en refrigeración, Héctor Coria y Andrés Etchevarne, está trabajando en la creación de una máquina capaz de conservar la temperatura de los geles a -20° durante todo el proceso que dure la quimio, sin necesidad de recambio. Si bien máquinas similares ya existen y están disponibles en algunos centros privados de tratamiento del cáncer, el costo para su utilización es muy elevado porque son importadas.

El fundamento científico

Martínez explicó en el programa EL ESPEJO (Radio Show), que “las drogas que se inyectan en la quimio trabajan sobre las células cancerígenas que son células activas de múltiple reproducción. Las células capilares también se multiplican rápidamente, por eso estos medicamentos las atacan y todo el cuerpo pierde el pelo, no sólo la cabeza”.

Cómo funciona la máquina

“Cuando el paciente llega a realizarse la quimio, debe traer su casco con geles ya congelado. Al comenzar la quimio debe colocárselo y sobre éste va otro casco que está conectado a nuestra máquina mediante unas mangueras por las que pasa un fluido que genera frío”, describió Juan Manuel Martínez.

EL CASCO NEGRO SE COLOCA SOBRE EL CASO DE GELES Y SE CONECTA A LA MÁQUINA MEDIANTE LA MANGUERA QUE TRANSMITE UN FLUIDO FRÍO.

¿Por qué será más económica la utilización de esta máquina?

Si bien todavía no puede asegurar cuál será el precio para su utilización, Martínez comentó que actualmente aquellos pacientes que se someten a quimio y tienen la posibilidad de pagar por la utilización de las máquinas importadas que hoy están en unos pocos centros privados, abonan una tarifa de 18.000 pesos por sesión. “Las máquinas son muy caras, están en dólares y supongo que el precio elevado tiene que ver con eso. Nuestras máquinas son más económicas porque están fabricadas con productos nacionales, por eso queremos que sean accesibles a cualquier persona que quiera utilizar este sistema. Es un sistema de frío, hay gente que se puede adaptar y otra no, pero nuestra consigna es que el acceso sea posible a todos quienes deseen evitar la caída del pelo, no sólo para aquellos que puedan pagar”.

Etapa de certificación

La máquina ideada por estos tres profesionales argentinos actualmente está en etapa de certificación. “Ya pasamos por el ANMAT – Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica-, quien se expidió diciendo que no es un producto médico sino estético. Por sus características, necesitamos certificaciones eléctricas y estamos siendo evaluados por la certificadora Lenor Group.  Toda la documentación en cuanto a características técnicas ya fue aceptada y sólo queda hacer la revisión del producto. Luego vendrá la etapa de prueba”.

Las expectativas son muchas. “Hay un grupo de médicos de Buenos Aires que está por abrir un Centro Oncológico en Pergamino. Se pusieron en contacto con nosotros para ver el producto, porque les gustaría abrir con nuestras maquinas en funcionamiento. Así que con mis socios, contadores y abogados estamos buscando la mejor forma de desarrollar la etapa comercial, sin perder de vista el objetivo de hacerlo accesible a todas aquellas personas que quieran reducir la caída del cabello durante la quimio. La buena noticia es que el proyecto ya está muy avanzado y seguramente en un par de meses estarán a disposición de los pacientes”, dijo Martínez.

Finalmente, comentó que la semana que viene sus socios vendrán a Chajarí para fabricar dos máquinas más. Estas serán las primeras realizadas en nuestra ciudad.

  • Compartir: