Certificados SSL Argentina

TITULOS: Gladys Borgo: una mujer que se reconstruyó luego de varias tragedias familiares y un matrimonio violento Leer Más

TITULOS: Los puestos laborales de ordenanzas de escuelas y cocineros son designaciones políticas Leer Más

TITULOS: Violencia laboral: cinco denuncias en el Departamento Federación en el ámbito público y privado Leer Más

TITULOS: ¿Por qué es necesaria un Área de Diversidad de Género? Xiomara Breppe y Sofía Bernárdez cuentan su historia Leer Más

TITULOS: Aceite de cannabis: para qué enfermedades sirve, quienes NO pueden tomarlo, dónde conseguirlo, medidas de seguridad Leer Más

20 mayo, 2022

¿Qué es la Masonería? Ni satánicas ni malévolas, las logias abren sus puertas para mostrar sus ideales y formas de funcionamiento

En el marco de los 150 años de Villa Libertad, se organizaron numerosas charlas sobre Masonería porque también son parte de nuestra historia. Pablo Tamay, Profesor de Historia, en esta nota habla de su investigación sobre los ideales y formas de funcionamiento de estas logias. Una de ellas existe en Chajarí, la Villa Libertad.

PABLO TAMAY. Profesor de Historia de Chajarí. Realizó una importante investigación sobre la Masonería que incluye a nuestra ciudad.

Por Claudia Cagigas

Para intentar una definición de Masonería, quizás convenga comenzar por lo que no es. La Masonería no es un grupo de gente con rituales satánicos que piensan conquistar el mundo ni son sociedades con planes malévolos. Por el contrario, una logia masónica es una sociedad civil que tiene determinados ideales filosóficos, filantrópicos, progresistas e iniciáticos y que está conformada por ciudadanos que comparten esos principios. Entrevistado en el programa EL ESPEJO (Radio Show Chajarí), el Profesor de Historia Pablo Tamay, se refirió ampliamente a la Masonería y sus ideales.

“La Masonería tiene ideales filosóficos porque busca la reflexión de los masones, repensar su labor como ciudadanos, intentar una reflexión y un cuestionamiento hacia su vida introspectiva para intentar mejorar como ciudadanos”.

“Tiene ideales filantrópicos porque realiza actividades que tienen que ver con mejorar la vida de la sociedad en la cual se desenvuelven, desde ayudar a instituciones educativas, comedores o presentar, por ejemplo, proyectos de ley”.

“Tiene ideales progresistas porque busca el desarrollo del ser humano en todo sentido: intelectual, científico, cultural, artístico”.

“Es iniciática porque cualquier persona, mujer o varón, que reúna ciertos requisitos mínimos puede formar parte de una logia: ser mayor de 18 años, tener una vida económicamente estable y ser un hombre de buenas costumbres (una vida ciudadana, laboral, intachable)”.

¿Qué hacen las logias?

Las logias son grupos de personas que se juntan para desarrollar las actividades mencionadas anteriormente, en días y horarios determinados. “No son secretas ni cerradas porque cualquiera puede formar parte de ellas”, explicó Pablo Tamay.

¿Por qué la Masonería siempre tuvo un perfil secreto?

“Las logias son apartidarias y muchas veces han sido perseguidas por gobiernos autoritarios o instituciones como la Iglesia. Incluso muchas logias aparecieron durante los siglos XVIII y XIX y tuvieron mucha fuerza porque fueron parte de los procesos de las revoluciones liberales o burguesas como la Revolución Francesa, Industrial o de Mayo. En esos tiempos, los masones se reunían para organizar los procesos revolucionarios y obviamente lo hacían de manera secreta porque eran perseguidos por los estados monárquicos, por los reyes. Aquí, en el Río de la Plata, hubo muchos libertadores masones como San Martín, Bolívar, O’Higgins que formaron parte de muchas logias para encarar y organizar los procesos revolucionarios y lo hacían en forma secreta porque eran perseguidos por la sociedad monárquica y la Corona Española. De ahí viene ese secretismo tanto en Europa como en América”, mencionó Pablo Tamay.

Hoy en día los masones dicen “no somos secretos, somos discretos, nos manejamos en un ambiente que, si bien participamos socialmente, no somos de mantener una exposición pública”.

¿Cómo se maneja la Masonería hoy?

Hoy en día hay una entidad nacional que aglomera a todas las Logias del país: la Gran Logia Argentina de Libres y Aceptados Masones, cuyo presidente es Pablo Lázaro. En los últimos años, la Gran Logia ha salido más seguido a la calle y se ha mostrado más, llevando adelante diferentes actividades como La Noche de los Museos en Buenos Aires, conferencias, capacitaciones científicas sobre diferentes temáticas. “Esto no es secreto, aunque sí tienen un perfil bajo en cuanto a cómo se manejan”.

¿Cómo se hace para formar parte de una Logia?

Tamay explicó que, para formar parte de una Logia, se puede enviar una solicitud por Facebook. “A partir de ahí analizan el petitorio y el interesado será entrevistado por algunos masones que le preguntarán sobre diversos temas y determinarán si cumple con los requisitos estipulados. Si es aceptado, puede iniciarse”.

¿Cómo es y para qué sirve un tempo masónico?

“Las logias cuentan con templos masónicos, que son como iglesias, donde uno puede ver la simbología que tiene que ver con la geometría, con figuras como compases, reglas por los inicios de la Masonería, porque cuando se inicia en el 1100 – 1200 en Europa, estaba conformada por arquitectos, por personas que llevaban adelante las grandes catedrales europeas y con esta simbología buscaban guardar el secreto de sus labores. Esa simbología se ha heredado hasta el día de hoy”.

Sin embargo, “un tempo masónico no tiene nada que ver con un templo católico o de ninguna iglesia. De hecho, la masonería rechaza que haya algo por encima de la razón humana, que haya un ser todopoderoso que esté por encima del hombre y de la razón humana. Cree en el gran arquitecto del Universo y ahí entra en juego la diversidad de ideas: uno puedo concebirlo como un Dios, como una fuerza, como una energía que configura el Universo. No lo conciben como un Dios todopoderoso, omnipresente y demás. Cualquiera puede tener su propia opinión, incluso puede no creer en Dios. Eso no quita que uno no pueda iniciarse en la masonería siendo católico, musulmán o de la religión que desee. Obviamente que cuando ingresa, debe dejar de lado cualquier tipo de fanatismo o fundamentalismo religioso o político”, profundizó el profesor Tamay.

El tempo es el lugar donde los masones se reúnen para el desarrollo espiritual y filosófico, es el lugar donde realizan sus actividades tales como debatir ideas, estudiar, leer, opinar sobre un tema con absoluta libertad, pero siempre respetando al otro. El ejercicio de la escucha es clave, como también la cordialidad y la fraternidad. “Buscan el desarrollo científico, plural, pero también espiritual y filosófico porque el objetivo es mejorar como persona desde su práctica cotidiana, laboral, social”.

Los orígenes de la Masonería en Chajarí

La Masonería en Villa Libertad, hoy Chajarí, se remonta al 1901. “La Logia N° 184 Bartolomé Mitre comenzó a funcionar en Villa Libertad el 26 de junio de 1901 y extendió hasta 1917”.

Las logias, por lo general, se fundan a partir de un triángulo conformado por tres masones y luego de ser aceptada, oficializada por la Gran Logia, comienzan a introducir iniciados, nuevos integrantes y a elegir sus autoridades.

“La Logia Bartolomé Mitre que funcionó en Villa Libertad fue fundada por José Campodónico, quien fue el primer intendente y un propietario muy acaudalado que donó sus territorios para la construcción de la Parroquia Santa Rosa; por Delio Troncoso, por Modesto Reali y por Pedro Planas. Llegaron a contar con más de 80 iniciados de todas las nacionalidades y clases sociales”, explicó Pablo Tamay.

Una característica importante de toda Logia es que “siempre busca libertad y horizontalidad en cuanto a sus miembros, son todos iguales, si bien tienen sus autoridades (uno puede ser maestre, que es la autoridad máxima, otro puede ser compañero o también iniciado que es cuando uno ingresa), todos son iguales en las actividades que realizan. Se respetan los puntos de vista, las formas de pensar, las opiniones de cada uno, no importa la jerarquía que tengan”.

Además de las personas mencionadas, muchos otros formaron parte de la Logia Bartolomé Mitre, como “Gerardo Comas Cortina y su hijo Francisco Comas -comerciantes muy importantes para Villa Libertad en ese momento-, Víctor Vilar -primer presidente del Hospital Santa Rosa-, Alejandro Sinclair –fundador del Club Social Tatú Mandí-, José Carbonell -uno de los fundadores del Aero Club-. Y también varios miembros de la Logia como José Carbonell, Héctor Gagliar, Enrique Pérez fundan lo que va a ser la Biblioteca Popular Urquiza. Es decir, en ese momento participaban personas importantes y de peso en Villa Libertad”.

En aquella primera logia local había integrantes de muchas nacionalidades: italianos, españoles, alemanes, un cubano, un marroquí y de todas las clases sociales, desde albañiles, zapateros, empleados, labradores hasta abogados y médicos.

A partir de esto, Tamay reflexiona que la logia “era abierta” y que incluso llevaba adelante varias actividades sociales en las que cualquier habitante de Villa Libertad podía participar, independientemente de si era masón o no. “Desde rodaje de películas cinematográficas en el Bar de los Comas, veladas literarias, obras teatrales o jornadas musicales”.

La Masonería chajariense actual: la Logia Villa Libertad

La Logia Villa Libertad comenzó a funcionar en Chajarí en 2017. Su presidente es Guido Muchiutti. Surgió con el apoyo de la Logia Rectitud, de Concordia y hoy cuenta con la autorización de la Gran Logia de la Argentina de Libres y Aceptados Masones.

Tiene Facebook e Instagram donde los interesados pueden ingresar e incluso pedir ser aceptados. Se reúnen semanalmente en su local ubicado en calle San Luis, entre Rivadavia y 3 de Febrero.

  • Compartir: