Certificados SSL Argentina

TITULOS: “Mi agresor está en libertad y la encerrada soy yo”. Valentina, víctima de violencia familiar Leer Más

TITULOS: María Luisa, esposa de Vanina. De un pasado violento al buen amor Leer Más

TITULOS: Contratados en la Municipalidad de Chajarí: Marcelo Borghesán brinda explicaciones Leer Más

TITULOS: Historias de amor en torno a las peñas del Rancho la Amistad Leer Más

TITULOS: Laguna de Termas Chajarí: verdín, basura, escasez de peces y robo de patos. ¿Quién cuida el lugar? Leer Más

9 junio, 2021

Toda demanda es demanda de amor

0

Cada uno llama la atención como puede.

Como sabe.

Como aprendió.

A nadie le resulta divertido estar pataleando en el medio del piso para rescatar una puta mirada.

El que grita está haciendo ruido para que no se le note el dolor. Hace un flor de estruendo para disimular que tiene una falta que no puede llenar.

El otro, que cada tanto viene con un planteo que no sabe ni lo que quiere, te está poniendo los ojos de frente para que lo mires y le acaricies la cabeza.

No es tan complicado que de repente estires un poco el brazo y le salves la noche.

¿No?

 

La gente crece y va perdiendo pedazos por todos lados y entonces a veces necesita una mano que lo ayude a juntar.

Tan simple… ayudar a juntar.

Como lo que te enseñaron en el jardín.

Qué carajo importa quién desordenó la cosa.

Qué importa, decime, si a ese tipo ahora no le da el cuerpo para juntar el despiole que le quedó.

Dale.

Agáchate y juntá con él.

 

Mírá.

Acariciá.

Escuchá.

Abrazá.

No importan los pormenores. Todos estamos atravesados por las mismas cosas.

Es cuestión de tiempos verbales. Hoy, le toca a alguien que no sos vos.

 

Dale.

No importa como lo pida. Importa que lo está pidiendo.

Y en el fondo, toda demanda, es demanda de amor.

Vamos.

No es tan complicado.

No seas tan prolijito con las cositas del alma.

Relajá y da.

Hay veces, que con un abrazo, nos salvamos todos.

  • Compartir: