Certificados SSL Argentina

TITULOS: Violencia laboral: cinco denuncias en el Departamento Federación en el ámbito público y privado Leer Más

TITULOS: Los puestos laborales de ordenanzas de escuelas y cocineros son designaciones políticas Leer Más

TITULOS: ¿Por qué es necesaria un Área de Diversidad de Género? Xiomara Breppe y Sofía Bernárdez cuentan su historia Leer Más

TITULOS: Aceite de cannabis: para qué enfermedades sirve, quienes NO pueden tomarlo, dónde conseguirlo, medidas de seguridad Leer Más

TITULOS: “Los de la mesa 10”: tributo a un grupo de jóvenes chajarienses que en 1977 se animaron con una obra teatral “prohibida” Leer Más

9 marzo, 2017

Martín Acevedo Miño: la reforma al Poder Judicial es necesaria

 

Por Claudia Cagigas

¿Reformar y para qué?, sería la pregunta. Lo cierto es que en la Apertura de Sesiones Ordinarias de la Legislatura Entrerriana, el gobernador Gustavo Bordet habló de la necesidad de reformar la Ley Orgánica del Poder Judicial de Entre Ríos e inclusive de reducir de 9 a 5 el número de jueces. No transcendió mucho más que eso, sin embargo alcanzó para que las opiniones comenzaran a dispararse. En este caso, el abogado Martín Acevedo Miño (oriundo de Chajarí pero radicado en Paraná), se manifestó a favor de un cambio en la ley orgánica, a favor de la reducción del número de jueces, pero en contra de que el gobernador deba consultar a la ciudadanía a la hora de designar magistrados –tal como piden algunos sectores-.

 

La ley orgánica tiene que ver con la organización del Poder Judicial. ¿Cuáles son los argumentos para reformarla? En vivo en el programa EL ESPEJO (Radio Show Chajarí), Acevedo Miño explicó: “El gobernador argumentó que esto es necesario a partir de varias reformas que se dieron a lo largo del tiempo: la reforma del Código Civil y Comercial, la reforma de la Constitución Nacional, la reforma de la Constitución Provincial, de otras normas que se actualizaron y lo cierto es que la ley orgánica del Poder Judicial quedó desactualizada. Si uno intenta leer el texto advertirá que tuvo demasiadas modificaciones en el tiempo; es una ley de casi 40 años y por tanto no me parece mal la idea dejar de poner parches y hacer una nueva”, explicó.

 

Martín Acevedo Miño es especialista en Derecho Constitucional e integra el Comité Ejecutivo de la Asociación Argentina de Derecho Constitucional. Desde su amplia formación en la materia, opinó que no es mala la idea de achicar la cantidad de integrantes del Superior Tribunal de Justicia (STJ). “La ley lo permite hasta cinco. Hay estadísticas hechas en base a la Corte Suprema de Justicia de la Nación que indican que cuando se achicó el Tribunal, fue más operativo. En el Tribunal Entrerriano, que a diferencia de la  Corte Suprema está dividido en Salas, considero que esta división no tiene mucho sentido, sobre todo en material Laboral, Penal y Civil. Se podría prescindir de ellas pero para eso habría que reformular la normativa procesal y dejar un Tribunal de cinco”, argumentó.

 

 

Escándalo en la Justicia

En relación a los pedidos de juicio político que atravesaron dos integrantes del STJ (Claudia Mizawak y Carlos Chiara Díaz) –el primero fue rechazado y el segundo se declaró en “abstracto” ante la renuncia del magistrado-, Avecedo Miño opinó: “Más allá del resultado de un juicio político, es saludable para la República que la gente sepa qué se discute, cuáles son las ventajas y desventajas que tiene un funcionario ya sea del Poder Ejecutivo o Judicial. En estos casos puntuales, hay muchas cosas que  llamaron la atención de la gente, datos que se revelaron como la cantidad de veces que faltan los miembros del STJ. Desde el punto de vista del análisis republicano me parece saludable y creo que tiene que ver también con la composición de las cámaras. Recordemos que por primera vez en mucho tiempo el Senado no es monocolor, Diputados tiene también representación variada, lo cual enriquece la vida republicana. Esos órganos son los que toman decisiones de si políticamente van a destituir a los jueces o no”.

 

El abogado constitucionalista se mostró en desacuerdo con la idea de que el gobernador consulte a la hora de designar jueces. “La idea que habían planteado –algunos colegas- era que el gobernador, antes de enviar el pliego de la persona que eligió hiciera una consulta, haciendo una paralelismo con un decreto de presidente Kirchner acerca de las calidades de los candidatos. A mí me parece que es desvirtuar nuestro sistema de democracia indirecta: nosotros elegimos a los que eligen. Para mí, uno toma la decisión de elegir a un gobernador y es esa persona la que luego va elegir a un candidato al STJ y luego va a pedir el acuerdo del Senado. Una instancia de consulta sería costosa e improcedente en términos de democracia indirecta”.

 

Martín Acevedo Miño era una de las personas mencionadas como candidato a ocupar el cargo de juez del STJ -vacante luego de la renuncia de Carlos Chiara Díaz-. No obstante la elección de Bordet recayó sobre Miguel Angel Giorgio. Sobre el particular, dijo: “No deja de ser un honor que piensen en uno. Siempre me planteé que la asunción de semejante responsabilidad implica un giro en la vida de uno, un costo personal importante y hay que poner en la balanza hasta qué punto uno está dispuesto a resignar la vida que tiene por un cambio absoluto en atención a las responsabilidades que asume”.

  • Compartir: