Certificados SSL Argentina

TITULOS: Gladys Borgo: una mujer que se reconstruyó luego de varias tragedias familiares y un matrimonio violento Leer Más

TITULOS: Los puestos laborales de ordenanzas de escuelas y cocineros son designaciones políticas Leer Más

TITULOS: Violencia laboral: cinco denuncias en el Departamento Federación en el ámbito público y privado Leer Más

TITULOS: ¿Por qué es necesaria un Área de Diversidad de Género? Xiomara Breppe y Sofía Bernárdez cuentan su historia Leer Más

TITULOS: Aceite de cannabis: para qué enfermedades sirve, quienes NO pueden tomarlo, dónde conseguirlo, medidas de seguridad Leer Más

8 febrero, 2017

Energía eólica y solar para la zona de Salto Grande

energía renovable 1

 

Por Claudia Cagigas

La decisión está tomada y los primeros pasos se están dando para intentar producir energía eólica y/o solar en la zona de Salto Grande, de acuerdo a lo confirmado por Julio Fochesatto, delegado de la Comisión Técnica Mixta de Salto Grande (CTM), en el programa EL ESPEJO (Radio Show Chajarí).

 

“Nos hemos impuesto como desafío incrementar la participación de Salto Grande dentro de la matriz energética del país. Salto Grande tiene como techo de producción 1.890 megavatios con 14 turbinas. Eso es el 6 o 7% de energía que consume el país. Es una participación importante ya que mantiene alrededor de 700 mil u 800 mil viviendas al año. Pero ese es nuestro techo, lo que podemos producir siempre y cuando tengamos las condiciones perfectas: que venga suficiente agua pareja todo el año (que no es así) y que las 14 máquinas estén funcionando en perfecto estado. Si no invertimos en nuevas energías, nuestra participación en la matriz energética del país va a disminuir con el tiempo”, explicó.

 

salto grande

 

Como Salto Grande ya no tiene posibilidades de instalar una turbina más por el tamaño del lago, se está pensando “en implementar dos sistemas de energías renovables, limpias y económicas: eólica y solar”, con la consiguiente ventaja en la rapidez de instauración. En el caso de la eólica, “transcurre un año entre que se inician los trabajos hasta que la energía comienza a producirse”, aseguró.

 

“Nosotros estamos abocados a estudios en toda nuestra región comprendida entre Concordia y Concepción del Uruguay, donde existe el cuadrilátero de Salto Grande de energía de alta tensión, para empezar en breve el estudio de mapas de vientos que se hace a una altura de 100 metros. Hay que comprar un aparato que mide las 24 horas los 365 días del año. Al tener esa medición que nos asegure que los molinos se moverán, estaríamos en condiciones de empezar. Oferta de dinero hay. Desde la Secretaría de Energía nos informaron que nuestro sector no es el ideal en cuanto al viento, pero que si hay fondos y generamos alguna figura como un fideicomiso que pueda pagar su crédito con la propia energía generada, que avancemos. De manera que en eso estamos. Cualquiera de los dos sistemas (eólico y solar) están siendo estudiados por los técnicos, para poder implementarlos y generar más energía del tope que tenemos en hidráulica hoy”, aseguró el delegado de CTM.

 

Si bien nuestra zona no es la más apropiada del país para la producción de energía eólica, Fochesatto argumentó que la ventaja es que ya contamos con la estación transformadora que tomaría la energía y la elevaría a las torres de alta tensión, por lo que gran parte de la inversión está hecha.

 

Produccion-eolica (1)

 

Además, explicó que “los molinos tienen una altura determinada de 100 metros y las aspas tienen 54 metros, de manera que las puntas de las paletas están a 150 metros. A 100 metros siempre hay vientos, que no necesitan ser fuertes sino permanentes”.

 

En el parque eólico instalado en el Uruguay, cerca de Salto en la zona rural de Palomar, los molinos generan dos megavatios cada uno. “Es un parque eólico de 35 molinos, que en total producen la mitad de energía de la que genera una turbina de Salto Grande. O sea, necesitaríamos 70 molinos para generar la misma cantidad que una turbina”.

 

Estos molinos están en campos ganaderos, “los animales comen su pastura debajo de los molinos, toda la conexión entre un molino y otro se produce a un metro y medio de profundidad con las suficientes medidas de seguridad para que se pueda arar, sembrar, cosechar. Como impacto ambiental, lo único que escuché de los ingenieros españoles es que a veces hace un poco de ruido”, explicó Julio Fochesatto.

 

“Tenemos el visto bueno de la Secretaría de Energía, estamos avanzando en esto… Cualquier puntito más de energía que se pueda incrementar al esquema sería excelente”, concluyó el delegado de CTM.

  • Compartir: