Certificados SSL Argentina

TITULOS: Gladys Borgo: una mujer que se reconstruyó luego de varias tragedias familiares y un matrimonio violento Leer Más

TITULOS: Los puestos laborales de ordenanzas de escuelas y cocineros son designaciones políticas Leer Más

TITULOS: Violencia laboral: cinco denuncias en el Departamento Federación en el ámbito público y privado Leer Más

TITULOS: ¿Por qué es necesaria un Área de Diversidad de Género? Xiomara Breppe y Sofía Bernárdez cuentan su historia Leer Más

TITULOS: Aceite de cannabis: para qué enfermedades sirve, quienes NO pueden tomarlo, dónde conseguirlo, medidas de seguridad Leer Más

17 febrero, 2022

Violencia laboral: cinco denuncias en el Departamento Federación en el ámbito público y privado

Lo confirmó Carlos Pulidori, delegado de la Dirección de Trabajo. Algunos casos son del ámbito público y otros del ámbito privado. Hay denuncias correspondientes a Chajarí, Federación y otras localidades del departamento.

CARLOS PULIDORI. DELEGADO DE LA DIRECCIÓN DE TRABAJO DEPARTAMENTO FEDERACIÓN.

Por Claudia Cagigas

La violencia laboral es una situación en la que una persona o grupo de personas ejercen una violencia psicológica extrema de forma sistemática y durante un tiempo prolongado sobre otra persona en el lugar de trabajo.

Desde el Ministerio de Trabajo se ofrece asesoramiento y contención gratuita para frenar estas situaciones y ayudar a las víctimas de violencia laboral. Carlos Pulidori, delegado de la Dirección de Trabajo en el Departamento Federación, confirmó en el programa EL ESPEJO (Radio Show Chajarí) que actualmente hay unas cinco denuncias efectuadas por personas de Federación, Chajarí y de otros pueblos del departamento.

“La mayoría de las veces los casos de violencia laboral se dan en la administración pública. Hay una tendencia de que el superior jerárquico la ejerza sobre el inferior jerárquico, por cuestiones políticas y si éste último no tiene estabilidad laboral. Pero si bien esto es una tendencia, la violencia laboral la vemos en todos lados”, dijo.

Un dato saliente es que la violencia laboral no siempre es ejercida por alguien de mayor jerarquía. “Tengo casos en que un superior, denuncia malos tratos de una persona que tiene un cargo inferior, o también de trabajadores que la sufren situaciones de violencia de parte de un compañero o un par”, agregó Pulidori.

¿Qué es la violencia laboral?

La violencia laboral “es una de las facetas que abordamos en la Secretaría de Trabajo y está consagrada en Ley 9671 de 2005… Esta ley es taxativa respecto a lo que se considera violencia laboral y que puede ser denunciado ante la Secretaría con patrocinio letrado, a través de los Sindicatos o en forma individual”, explicó Pulidori.

La ley entiende la violencia laboral no como un hecho aislado sino como “una situación en la que una persona o grupo de personas ejercen una violencia psicológica extrema de forma sistemática y durante un tiempo prolongado sobre otra persona en el lugar de trabajo”.

Trato denigrante, descalificaciones, asignación de tareas denigrantes que repercuten en la autoestima del trabajador, amenazas, violencia manifiesta de múltiples formas intentando siempre coartar la posibilidad de un buen desempeño laboral, constante bloqueo de iniciativas, calumnias y murmuraciones por sus espaldas, ridiculizaciones, negación de su presencia no respondiendo a sus comentarios ni preguntas o dirigiéndose a terceros exclusivamente, asignación de un lugar de trabajo que lo mantiene aislado del resto de sus compañeros, burlas por algún defecto físico, burlas por su nacionalidad o por el motivo que fuera, son parte de la extensa lista de las actitudes sistemáticas contempladas dentro de la violencia laboral.

¿Qué hacer en caso de sufrir violencia laboral?

Desde la Secretaría de Trabajo se recomienda seguir los siguientes pasos:

1- Identificar la situación o situaciones de acoso, identificar al acosador (este tipo de conductas pueden provenir de un superior, de un compañero o incluso de un subordinado).

2- Comentar la situación a la familia y a los amigos ya que esto ayudará a descargar tensión y a ver la situación con mayor claridad. Comentar con compañeros de confianza, ellos podrán aportar un punto de vista imparcial.

3- Documentar desde el principio todas las provocaciones, agresiones, comentarios de que seas objeto y qué sentimientos te provocó, haciendo como una especie de “Diario”. Es una manera de objetivar la realidad que estás viviendo.

4- En la medida de lo posible, procurar mantener la calma ante los ataques del acosador. Es posible que, si no consigue la gratificación que espera de sus acciones, cese en el intento.

5- En gran parte de los casos el acosador suele tener una personalidad cobarde y mediocre por lo que si lo enfrentás planteándole la situación, tal vez retroceda en su actitud.

6- Es muy importante tener una fuerte autoestima y confianza en uno mismo, no dejando que te cree sentimientos de culpabilidad.

7- Acudir al médico (es posible que, dependiendo de la evolución del conflicto, el trabajador empiece a experimentar sintomatología tanto física como psíquica).

¿Dónde pedir ayuda?

Se puede pedir ayuda en la Secretaría de Trabajo (Paraná) o en la Delegación de Trabajo del Departamento Federación. “El damnificado puede acudir acompañado de su abogado, de un representante sindical o solo. Nosotros recibimos la denuncia, abrimos un expediente y elevamos a la Secretaría de Trabajo. Posteriormente, un grupo de psicólogos de la Secretaría evaluará el daño sufrido por esa persona y dictaminarán si existe violencia laboral o no”, explicó Pulidori.

En el mismo sentido, comentó que muchas veces sucede que “cuando alguien ya no puede tolerar más esa situación de violencia y se dirige a la Secretaría, se llegue o no a una sentencia, generalmente el violento cesa en su actitud porque la denuncia funciona como un apercibimiento”.

Al consultársele si en los meses que lleva como delegado departamental hubo algún caso de violencia laboral resuelto de manera favorable, dijo: “Si. Hubo un caso en la administración pública en Federación, donde un chico consideraba que era perseguido. Nosotros recibimos la denuncia, la elevamos a la Secretaría, se evaluó el caso, se sancionó al superior y al trabajador se lo cambió de área ya que había un problema personal que no tenía vuelta atrás”.

Finalmente, sostuvo que “más allá de esa situación que llegó a buen puerto, hubo otras en que se hizo la denuncia y la relación laboral se enderezó a partir de ese hecho.  Entonces es importante hacer la denuncia porque, con o sin patrocinio letrado, podemos ayudar”, concluyó Carlos Pulidori.

  • Compartir: