Certificados SSL Argentina

TITULOS: “Mi agresor está en libertad y la encerrada soy yo”. Valentina, víctima de violencia familiar Leer Más

TITULOS: María Luisa, esposa de Vanina. De un pasado violento al buen amor Leer Más

TITULOS: Contratados en la Municipalidad de Chajarí: Marcelo Borghesán brinda explicaciones Leer Más

TITULOS: Historias de amor en torno a las peñas del Rancho la Amistad Leer Más

TITULOS: Laguna de Termas Chajarí: verdín, basura, escasez de peces y robo de patos. ¿Quién cuida el lugar? Leer Más

21 septiembre, 2017

Septiembre, mes de la primavera y de la educación

MARIA DANIELA ZANANDREA. Profesora de Historia de Chajarí.

 

Por María Daniela Zanandrea

Quienes transitamos las aulas sabemos que septiembre trae un clima festivo, celebramos el día de las y los secretarias, ordenanzas, bibliotecarias, preceptores, maestros y  profesores y el 21 festejamos el día de los estudiantes y damos bienvenida a la primavera.

 

Sabemos también, que educar tiene que ver con cultivar. Sembrar con y en otro ser humano los valores que le permitirán crecer y desarrollar sus facultades intelectuales, éticas y afectivas. Semillas que en alguna primavera florecerán.

 

En todas las culturas el tiempo de la siembra es un tiempo festivo, de esperanzas, de espera prometedora. Por eso Septiembre, el mes de la primavera es el mes de la educación, de la siembra, de la espera festiva con plena confianza que algún día la cosecha abundará.

 

Para quienes confunden  educación con  adoctrina-miento o  disciplina-miento, como las palabras lo indican “miento”,  porque educar es cuidar, regar, guiar, acompañar, crear vínculos con otro ser humano al que voy viendo florecer y dar frutos, con el que voy creciendo, floreciendo y dando frutos también yo, y ese vínculo nos hace inmensamente felices, plenos, más humanos.

 

Enseñar y aprender –afirma Paulo Freire- forman parte  de la existencia humana, la educación es permanente, a lo largo de la vida, y de la historia, en la que incorporamos la noción de saber que vivimos y además saber que sabemos, y que con curiosidad podemos saber más, inventar la existencia, el lenguaje, la cultura, estamos programados para aprender,  los deseos, la fantasía, la imaginación, los miedos, la atracción al misterio, todo esto nos hace seres educables, humanos.

 

Feliz día de la Primavera y del Estudiante a todos los que creemos y sabemos que la educación es parte de la maravillosa aventura de “ser humanos”.

 

 

  • Compartir: