Certificados SSL Argentina

TITULOS: “Mi agresor está en libertad y la encerrada soy yo”. Valentina, víctima de violencia familiar Leer Más

TITULOS: Una Constelación Familiar muestra hechos de nuestro pasado que, ocultos, pueden afectarnos Leer Más

TITULOS: María Luisa, esposa de Vanina. De un pasado violento al buen amor Leer Más

TITULOS: Historias de amor en torno a las peñas del Rancho la Amistad Leer Más

TITULOS: Contratados en la Municipalidad de Chajarí: Marcelo Borghesán brinda explicaciones Leer Más

30 septiembre, 2021

Puericultura: proteger la lactancia materna y el vínculo temprano con el bebé

1

Iardena Stilman es puricultura, egresada de la Asociación Civil Argentina de Puericultura (ACADP). Mañana viernes 1 de octubre y el sábado 2, brindará una charla en Chajarí junto a Laura Krochik sobre lactancia materna y crianza, en el salón de Termas.

IARDENA STILMAN. “En Puericultura nos centramos en lactancia, en los primeros cuidados, en lo que tiene que ver con las necesidades del bebé y en el acompañamiento a los padres”.

Por Claudia Cagigas

La puericultura es la cultura, el cuidado de bebés y niños en la primera infancia. Abarca desde la etapa gestacional hasta el destete y la crianza hasta el ingreso escolar. En algunos países, como Cuba, se aplica hasta los 18 años.

La formación como puericultor/a dura dos años, es requisito tener la secundaria completa y para la formación de consultoría en crianza se necesita estudios previos en educación o salud porque aplica una mirada integral de la persona y de su grupo familiar.

Iardena Stilman es puericultura y directora de ACADP. Mañana viernes y el sábado estará en Chajarí junto a su colega Laura Krochik (presidenta de ACADP), brindando una charla gratuita dirigida a profesionales de la salud y padres en el salón municipal de usos múltiples ubicado en el complejo termal. Esta ronda es organizada por la fonoaudióloga Luisina Percara y por la terapista ocupacional Catalina Chiauzzi, con el objetivo de difundir las ventajas de este acompañamiento.

Entrevistada en el programa radial EL ESPEJO (Radio Show Chajarí), Iardena Stilman explicó en qué consiste la tarea del puericultor.

El Espejo (EE) – ¿Cómo trabaja una puericultora?

Iardena Stilman (IS) – Trabajamos con madres, padres, con el servicio de salud y con algunos hospitales en forma interdisciplinaria en la internación conjunta, en neonatología y en consultorios. También tenemos un consultorio virtual donde atendemos consultas que pueden surgir en cualquier etapa, sobre todo de la lactancia y la llegada de los bebés. Este consultorio virtual es gratuito y atendemos a mujeres de distintas partes del mundo que hablen español.

EE – ¿Qué aporta la puericultura que no aporten los cursos de preparto?

IS – En los cursos básicos de preparto se aporta muy poco para la comprensión de la lactancia… Por eso nos centramos en lactancia, en los primeros cuidados, en lo que tiene que ver con las necesidades del bebé y en el acompañamiento a los padres. La realidad nos muestra que llega un bebé, pasó el parto y estamos 24/7 con esa criatura y hay que descifrarla, comprenderla, con miles de voces alrededor que nos dicen “no lo tengas a upa porque se malcría”, “ponele un chupete”, “tiene hambre”, “tiene frío”, “tiene sueño” y uno se pregunta “¿qué quiere de mí ese bebé”. Y bueno, ahí estamos para acompañar en el deseo de cada familia; en lo que quiere esa familia, en ayudarla a descifrar lo que necesita el bebé, ayudarla a sortear situaciones que requieren conocimientos y herramientas, porque la lactancia tiene muchísimas etapas y muchísimas complejidades y la crianza también.

EE- ¿Es compatible el trabajo fuera de casa con el amamantamiento?

IS – Totalmente. En Chajarí (como en todas partes del mundo) hay mujeres que tienen su leche guardada en la heladera porque tuvieron la información y el acompañamiento para poder hacerlo. Entonces, cuando salen a trabajar, saben de qué manera sacarse la leche, guardarla y suministrarla a través de un biberón sin sentir culpa. Porque las mujeres estamos cargadas de muchas cruces y culpa, entonces tenemos que dejar de poner todo en la mochila de la mujer y acompañar para que quien quiera amamantar pueda hacerlo.

EE- ¿De qué manera se puede acompañar a la mujer que desea amamantar?

IS – Para que una mujer pueda estar con la disposición que necesita estar, es importantísima la participación de la pareja ocupándose de lo que hay que ocuparse en una casa, cambiando al bebé, prestando el hombro para que esa mujer pueda descargarse y llorar, entre otras tantas cosas. Las mujeres tenemos un cimbronazo tan fuerte desde lo hormonal y emocional, que muchas veces necesitamos llorar en los brazos de alguien para poder sostener a ese bebé, que llora, que pide… Tenemos que poner el cuerpo a disposición de nuestro bebé, por eso necesitamos de alguien que nos contenga, alguien a quien podamos expresar nuestras emociones para poder maternar. Cuando podemos descargar nuestra emoción y nombrarla, el bebé también la va a poder descargar porque ellos entienden todo, son puros, descifran nuestras emociones a partir de sus emociones y aprenden más de lo que sienten que de lo que ven.

EE – ¿A partir de qué momento conviene consultar a una puericultora?

IS – Lo ideal es hacerlo a partir del séptimo mes de gestación, para prever cosas que van a surgir desde los primeros encuentros con el bebé, porque cuando está el bebé lo que uno imaginó no es lo mismo que con lo que se encuentra.

Pero si no tuvieron una consulta prenatal y no pueden descifrar al bebé, o se encuentran con un pecho lastimado o no se sienten del todo cómodas, ahí también pueden pedir una consulta.

Cuando los padres tienen una consulta con una puericultura, logran una mirada distinta. Nosotros invitamos a que en las consultas siempre estén las parejas o las personas que ayudan en los primeros momentos, porque es importante que el otro comprenda por lo que está atravesando esa mujer.

De esta manera se expresaba la puericultura Iardena Stilman en EL ESPEJO, previo a la charla que mañana viernes 1 de octubre de 2021 dictará en Chajarí.

  • Compartir: