Certificados SSL Argentina

TITULOS: Violencia laboral: cinco denuncias en el Departamento Federación en el ámbito público y privado Leer Más

TITULOS: Los puestos laborales de ordenanzas de escuelas y cocineros son designaciones políticas Leer Más

TITULOS: ¿Por qué es necesaria un Área de Diversidad de Género? Xiomara Breppe y Sofía Bernárdez cuentan su historia Leer Más

TITULOS: Aceite de cannabis: para qué enfermedades sirve, quienes NO pueden tomarlo, dónde conseguirlo, medidas de seguridad Leer Más

TITULOS: “Los de la mesa 10”: tributo a un grupo de jóvenes chajarienses que en 1977 se animaron con una obra teatral “prohibida” Leer Más

12 mayo, 2016

En Entre Ríos 60 niños esperan por una familia

Por Cecilia Capovilla
El Registro Único de Aspirantes a Guarda con Fines de Adopción de la provincia de Entre Ríos (RUAER), a partir del 2 de mayo y por 10 días hábiles, llama a convocatoria para recibir solicitudes de inscripción a aquellas personas o parejas que quieran adoptar. A raíz de esta información decidimos hablar con la doctora María Silvana Spais, secretaria de RUAER. Es una entrevista que además de brindar toda la información necesaria, aporta datos que llegan
al alma, haciéndonos reflexionar sobre la situación de niños, niñas y adolescentes de nuestra provincia esperando una familia.

María Spais explicó que “a partir de este año se realizan cuatro convocatorias anuales, la primera fue en el mes de febrero, la segunda es la que se abre a partir del primer día hábil de mayo, la próxima será en agosto y la última en noviembre”.

Spais comentó que “se hizo una modificación del sistema de inscripción, que tiene que ver con poder acompañar a los postulantes en la construcción de su proyecto adoptivo desde el primer momento. Por eso se implementó, como primer paso, la asistencia a un encuentro informativo obligatorio, previo a cumplimentar todos los requisitos de la ley. El objetivo de este primer encuentro es transmitirles a los interesados la realidad de la provincia y del resto del país en materia de adopción”.

Los requisitos

“En este período de inscripción, las personas interesadas pueden acercarse a la sede del Registro en Paraná o en la Defensoría Pública de cada localidad. Los requisitos son mínimos: acreditar la identidad y un domicilio en la provincia de Entre Ríos con una antigüedad no menor a dos años. El estado civil no importa: puede ser una adopción monoparental (varón o mujer que aspiren a ser padres solos), matrimonios o uniones convivenciales, matrimonios igualitarios. También deben acreditarse ingresos si los hubiera y actividad laboral. Los aspirantes no estar inscriptos en el registro de deudores alimentarios morosos, no deben tener medidas cautelares en su contra por violencia familiar o violencia de género”, informó la secretaria de RUAER.

Actualmente en la provincia de Entre Ríos hay 60 niños, niñas y adolescentes, en situación de adoptabilidad, a quienes se les está buscando familia. “Las edades son variadas; hay adolescentes de hasta 16 años y niños muy pequeños. Dentro de este número hay quince grupos de hermanos; grupos de dos y hasta de cinco hermanos”, explicó, al tiempo que subrayó que se intenta que todos los hermanos sean adoptados por la misma familia o, en caso que no sea posible, que se mantenga el vínculo.

El 98% quiere bebés

Un dato no menor es que el 98 por ciento de las personas que aspiran a convertirse en padres adoptivos, quieren bebés o niños de hasta tres años, por lo que muchas de las adopciones se ven frustradas. “Esto alimenta el mito de un Estado que pone trabas, cuando en realidad casi la totalidad de los aspirantes no acepta niños mayores a tres años o con discapacidades leves o importantes”, manifestó.

¿Por qué se da esta situación? “Porque los adultos no aceptan la historia anterior del niños; creen que el bebé o el niño pequeño no tiene historia, que no van a recordar nada de su vida anterior y esto no es así, es un mito”, explicó Spais. Finalmente, resaltó que el equipo interdisciplinario de RUAER se ocupa precisamente de orientar y otorgar herramientas a los padres adoptivos para subsanar esas heridas.

  • Compartir: