Certificados SSL Argentina

TITULOS: “Mi agresor está en libertad y la encerrada soy yo”. Valentina, víctima de violencia familiar Leer Más

TITULOS: Una Constelación Familiar muestra hechos de nuestro pasado que, ocultos, pueden afectarnos Leer Más

TITULOS: María Luisa, esposa de Vanina. De un pasado violento al buen amor Leer Más

TITULOS: Historias de amor en torno a las peñas del Rancho la Amistad Leer Más

TITULOS: Contratados en la Municipalidad de Chajarí: Marcelo Borghesán brinda explicaciones Leer Más

10 junio, 2016

El movimiento ayuda a equilibrar emociones

seba

 

Por Claudia Cagigas

Probablemente en este preciso momento te duele la espalda, cervicales, rodilla, cadera o algún otro punto del cuerpo. Es probable que quieras una respuesta ya, pero a pesar de las soluciones mágicas que por ahí se prometen, éstas no llegan… En Chajarí hoy se ve mucha gente moviéndose, corriendo, pero también mucha gente lesionada o con dolores posturales. Y en cuanto a nuestros niños se refiere, hay mucho “analfabetismo motriz”, producto del poco movimiento y de las horas que pasan expuestos a las nuevas tecnologías.

 

Sebastián Martene, profesor de Educación Física, se está especializando en “Neurociencia aplicada al movimiento humano”. Desde ese lugar, analizó el tema e indicó que “la neurociencia es el estudio específico y fisiológico del sistema nervioso en todas sus funciones” y se la puede aplicar “a la música, a lo cardiológico, a lo emocional, a todo”. En cuanto al movimiento humano se refiere, “hay un paradigma, el de las estructuras móviles, que explica que la rigidez de pensamiento hace que uno pierda plasticidad, capacidad de adaptación y al mismo tiempo fluidez para manejarse con libertad y con versatilidad en todos los ámbitos de la vida”. Así las cosas, cuanto más rígido es el pensamiento, “cuánto más creo que esto va a ser siempre así más, más me pierdo de poder crecer con fluidez, con versatilidad, con plasticidad, con flexilidad, con la capacidad de poder manejarme en el medio, que es una situación constantemente móvil”.

 

neurociencia 1

 

Pero ojo! Flexibilizar el pensamiento indica un proceso paulatino. Es decir, si nunca corrí en mi vida, no está bueno hacerlo de golpe porque sólo voy a conseguir lesionarme. Esto preocneurociencia 6upa a Sebastián, al punto tal que señaló: “Hoy se ve mucha gente moviéndose, mucha gente corriendo, pero observo mayor cantidad de lesiones, mayor cantidad de personas con dolores posturales. La lumbalgia es una de las afecciones principales por el ritmo social en el que se vive, tanto como la hipertensión, el colesterol, el tabaquismo. Motrizmente somos una sociedad muy analfabeta. A tal punto de querer correr, en dos o tres meses prepararte para correr una carrera de calle cuando nunca corriste en tu vida.  No es que no podés correr, pero necesitás un tiempo, una pausa, una tranquilidad, una organización para que no te lastimes y para que lo puedas hacer toda la vida”.

 

En cuanto a los niños se refiere, el tema también es para re pensar. “En los niños de nivel primario veo pocas posibilidades de movimiento y eso hace que las pocas posibilidades que tienen, estén gobernadas por una sobrecarga psicoemocional y no por la capacidad neuromotora de moverse sanamente. Entonces cuando el chico se mueve lo hace por descarga, gobernado por lo psicoemocional y eso provoca lesiones, dolencias, molestias”, argumentó.

 

neurociencia 2

 

“No se puede creer que haya patios de escuela donde se priorice llevar juegos de mesa. No digo que esté mal, digo que sería bueno cambiarlo. Y por haber trabajado en escuelas, se que hay un montón de factores que hacen que ese cambio sea difícil, por eso no hablo de culpabilidad de ninguna parte, simplemente digo que es una situación que nos está complicando como seres humanos. También es preocupante que haya un solo día de educación física, que prioricemos llevar juegos de mesa para que los chicos no corran, cuando en realidad lo que estamos haciendo es ciudadanos analfabetos en lo motriz”, insistió.

 

neurociencia  4

 

En el mismo sentido, profundizó: “Si un chico no se concentra en el aula, si grita, si es violento, es fácil la ecuación: le falta movimiento. Tiene que moverse.  Por empezar hay que reprogramar los recreos, cinco minutos o diez minutos  cuando estuviste 80 minutos sentado, no es suficiente. Hace diez o quince años tal vez sí funcionaba, pero hoy no. Hoy los chicos tienen 24 horas de dibujitos en tres o cuatro canales, entonces la motivación cognitiva no tiene relación con la motivación psicomotriz. Hay que empezar a educar el movimiento y así se van a ir ecualizando emociones. Los chicos se tienen que cansar sanamente, para que todos los mecanismos metabólicos, neurológicos de reestablecimiento generen su efecto. Sólo así vamos a volver a tener gurises que se sepan autocontrolar”, sostuvo.

 

¿Cómo se aplica la neurociencia al movimiento humano?

neurociencia 3

“Con ejercicios que permitan detectar lo que está fallando en el movimiento, que es lo que nos está causando dolor, para poder reeducar los patrones adquiridos. Podés tener una alteración en rodilla, tobillo, una ernia de disco, lo que sea. El dolor altera lo cognitivo, lo neuronal, lo motriz. Por eso, antes que nada, hay que trabajar interdisciplinariamente: hay dolores que se pueden trabajar desde la gimnasia y el ejercicio, otros en los que debe trabajar con el fisioterapeuta y en otros casos con fármacos también (que deberá indicar el médico)”, concluyó Sebastián Martene.

 

  • Compartir: