Certificados SSL Argentina

TITULOS: El Hospital convocará a odontólogos para hisopar pacientes con síntomas de COVID. Hoy lunes suman 577 los casos activos registrados. Leer Más

28 diciembre, 2021

Crónica sobre el meteorito que cayó en Chajarí en la década de 1930

El 29 de noviembre de 1933 un meteorito cayó a escasos kilómetros de Chajarí, en un campo de Colonia Freitas. No obstante, la primera información científica sobre la existencia del meteorito fue publicado en 1961. Pesaba unos 18 kilos. Sus fragmentos se exhiben en distintos puntos del país y también forman parte de colecciones privadas.

CHAJARI. Así se denomina el meteorito, que inicialmente llegó a pesar más de 18 kilos. Hoy se conservan fragmentos en varios lugares y en colecciones privadas.

Por: Marcos Raúl Molares   

Escritor, historiador, abogado y periodista

Un conocido vecino laboraba la tierra, en su condición de colono, en un campo de propiedad de don Manuel Freitas, en la actual colonia homónima, a escasos kilómetros de Chajarí. El 29 de noviembre de 1933, ocurrió el evento que terminaría con su anonimato. Cuando estaba reposando en su siesta, entre las 13 y 15 horas, sintió un ruido “como de trueno”, seguido de inmediato “por una especie de repique en el suelo, similar al que produce un objeto pesado que cae”.

No le dio relevancia al acontecimiento. Es más, se olvidó del extraño caso. Pero algunos vecinos suyos quedaron intrigados al observar que un objeto había caído del cielo sobre esos campos y la curiosidad los motivó a buscarlo. No hallaron nada. Ese día, el tiempo fue diáfano, con cielo despejado y corrió un fuerte viento del Norte.

Colonia Freitas, estuvo alborotada en las jornadas subsiguientes. Por más que se intensificó la búsqueda por parte de los colonos, no se halló al extraño objeto descendido de los cielos. ¿Qué fue lo que pasó en ese día? ¿Realmente había caído un cuerpo celeste en los campos de Freitas?

Pocos días después, en una recorrida por el campo, el colono de quien trata esta crónica -Juan Santos Percara-, logró extraer de un hoyo, una especie rocosa, que al final se constataría que era un meteorito. Pesaba 18 kilogramos, y un poquito más.

¿Dónde fue a parar el meteorito?

El vecino remitió una pequeña muestra, de aproximadamente 100 gramos a la entonces Dirección General de Minas, dependiente del Ministerio de Agricultura de la Nación, peticionando que se dictamine sobre su naturaleza. También, regaló diminutos trozos a familiares y algunos amigos. Asimismo, exhibió el cuerpo principal en un comercio de Chajarí, por unos días. Desde entonces permaneció en su poder por el lapso de 30 años, más o menos, hasta que lo donó a un coleccionista privado de meteoritos, en los 60. El cuerpo fue denominado Chajarí, y hasta hoy se lo conoce por este nombre.

El lugar donde cayó, está ubicado en Colonia Freitas. Las coordenadas geográficas se corresponden con Latitud 30º, 47´ S; Longitud 58º 03 W de Greenwich.

La primera información científica sobre la existencia del meteorito fue publicada en 1961, por el especialista Lorenzo Orestes Giacomelli, donatario del cuerpo principal del mismo. La noticia fue editada en el Boletín Meteorítico de la Commission on Meteorites del International Geological Congress.

A partir de allí aumentó la fama del cuerpo celeste, pero también la del colono que lo encontró, el que fue mencionado en cuanto informe, noticias o artículos se hicieran sobre el suceso, en publicaciones comunes o especializadas de todo el mundo.

Hacia 1968, el peso de la masa principal era de 11 kilos y 700 gramos. No se sabe cuántos kilos o gramos de fragmentos volvió a distribuir Giacomelli, como tenedor del cuerpo, en aquellos años.

El destino final de la masa principal del Meteorito y, además, de sus fragmentos, sería el siguiente: 1) fragmentos que no habrán pesado más de 100 gramos, cada uno, distribuidos entre vecinos de Colonia Freitas y de Chajarí, entre otros (1933); 2) 100 gramos del meteorito, exhibidos desde la década del 60 en el Museo del Instituto Nacional de Geología y Minería, en Buenos Aires (hoy Servicio Geológico Minero Argentino – SEGEMAR – Museo de Minerales); 3) Masa Principal del meteorito, en propiedad de particulares –colección privada de cuerpos celestes; 4) partículas restantes cuyos actuales poseedores se desconoce.

  • Compartir: