Certificados SSL Argentina

TITULOS: “Mi agresor está en libertad y la encerrada soy yo”. Valentina, víctima de violencia familiar Leer Más

TITULOS: María Luisa, esposa de Vanina. De un pasado violento al buen amor Leer Más

TITULOS: Historias de amor en torno a las peñas del Rancho la Amistad Leer Más

TITULOS: Contratados en la Municipalidad de Chajarí: Marcelo Borghesán brinda explicaciones Leer Más

TITULOS: Cuota alimentaria: ¿Cuánto debe pasar un progenitor? Leer Más

22 noviembre, 2016

Chajarí registra un promedio de 15 denuncias semanales por violencia

violencia-de-genero

 

Por Marisa Domínguez

A nivel nacional funciona una línea gratuita que recibe denuncias por violencia de género y pedidos de ayuda. La misma se coordina desde Buenos Aires y está controlada por el Consejo Nacional de las Mujeres, desde donde se ha confirmado que en menos de veinte minutos se registra una denuncia y una demanda de asistencia inmediata. Sin embargo, en la ciudad de Chajarí el Área de la Mujer y la Familia perteneciente al municipio local también registra datos alarmantes, contabilizando un promedio de quince denuncias semanales de manera personal y a través de la línea de asistencia, así lo confirmó la responsable del área, Gabriela Auri en el programa radial El Espejo (Radio Show Chajarí).

 

Estos datos dan cuenta de que “el tema debe ser tratado con verdadera profundidad y seriedad por la sociedad en su conjunto, ya que es una problemática social”, advirtió la funcionaria, quien aprovechó la oportunidad para señalar que la línea de asistencia local se encuentra disponible las 24 horas del día.

 

gabriela-auri-y-silvia-urruzola

 

Las denuncias en su totalidad son “tanto por violencia de género, como por violencia familiar”, precisó la entrevistada y destacó que en su mayoría son “casos graves que hasta el momento pueden ser controlados, ya que cuando representan extrema seriedad el municipio dispone de la casa de amparo Lazos de Esperanza, ubicada en barrio Norte y dependiente del Área de la Mujer y la Familia del Gobierno de Chajarí”.

 

Por el momento no se han registrado ingresos a dicha casa, pero la misma se encuentra “preparada para ocho plazas, totalmente equipadas con colchones, almohadas, sábanas, etc., con el fin de asistir a quienes estén dentro. Y está previsto que en el caso que la demanda supere el número de plazas disponibles, se la ambiente para dar cobertura a quienes la necesiten”, indicó Auri.

 

Para ingresar, “la persona debe estar en una situación de grave riesgo, con riesgo de vida propia o de sus hijos”. Al tiempo que la responsable del área aclaró que “el tiempo de permanecía que puede tener una persona dentro de la casa es de 15 días, extensibles a 15 días más”. En el mismo sentido, manifestó que “normalmente en estos casos el Juzgado actúa rápidamente ordenando la exclusión inmediata del agresor, por lo que es importante que con ayuda y asistencia, la víctima vuelva a su hogar, con sus cosas”.

 

violencia-de-genero-1

 

Auri comentó además que “otras de las condiciones importantes para ingresar a Lazos de Esperanza es realizar la denuncia, porque este es el gran paso que debe tomar la víctima para comenzar a dar una solución al problema. Si por miedo o por diversos favores la agredida no se ha atrevido aún a realizar la denuncia, nuestro equipo la acompaña para que cumpla dicho paso fundamental”.

 

Por otro lado, la funcionaria manifestó que actualmente “existe una red provincial, la cual intenta incorporarse a una red nacional, para tratar aquellos casos en que resulta difícil proteger a la mujer en la misma ciudad en la que vive el agresor. Entonces, en esas situaciones lo que se busca es hacer un intercambio con otras ciudades o lugares. Y Lazos de Esperanza también está preparada para eso”.

 

En este contexto y para concluir, es preciso recordar que la violencia de género es una de las principales causa de muerte. En el mundo, ciento de personas se ven sometidas a esta problemática y en un 98% las víctimas son mujeres. Las estadísticas muestran un aumento en el número de femicidios año tras año en nuestro país y sin ir más lejos las cifras nos demuestran datos alarmantes en nuestra propia ciudad, los cuales hablan a las claras de una sociedad enferma de violencia que debemos sanar.

 

  • Compartir: