Veterinarios privados en desacuerdo con la forma en que Zoonosis implementa la vacunación contra la rabia

«Esta es una campaña pero no masiva, porque van a cuatro barrios diferentes pero durante cuatro días. Chajarí tiene treinta y seis barrios… Se debería ir un día completo -de mañana y de tarde- a cada barrio«, dijo el veterinario Néstor Maltempo.

NÉSTOR MALTEMPO. «Hay una negativa (del Zoonosis Municipal- a aceptar colaboración, cuando la situación lo amerita», dijo.

Por Claudia Cagigas

Ante los casos de aparición de murciélagos insectívoros infectados con rabia en la provincia de Entre Ríos, entre ellos en Concordia, la Seccional de Médicos Veterinarios del Departamento Federación – Pequeños Animales- alertó sobre la necesidad de realizar una campaña de vacunación masiva en perros y gatos. Las declaraciones fueron vertidas por uno de sus integrantes, Néstor Maltempo, en el programa EL ESPEJO (Radio Show). Luego de las declaraciones de Maltempo, la Municipalidad de Chajarí dio a conocer las medidas que tomará al respecto, no obstante no coinciden con lo que la Seccional opina.

Según el médico veterinario “como prevención habría que vacunar a gatos y perros una vez al año”. El problema es que como en la faz privada no se cubre el ciento por ciento de los animales por el costo que tiene, “es ahí donde debe venir la ayuda del Estado, ya que esto también tiene que ver con la salud pública”.

El lunes de esta semana desde el Municipio de Chajarí se informó que del martes 2 al viernes 5 de julio el Departamento de Zoonosis desarrollaría una campaña de vacunación antirrábica en diferentes barrios de la ciudad, para vacunar en forma gratuita a caninos y felinos a partir de los 3 meses de edad.

Previo al anuncio de esa medida, Maltempo, en representación de la Seccional de Médicos Veterinarios del Departamento Federación -Pequeños Animales-, se contactó con Epidemiología de la Provincia para interiorizarse sobre lo que se estaba haciendo ante la aparición de murciélagos insectívoros infectados con rabia, atendiendo al riesgo de transmisión a mascotas y humanos. “Me comunicaron que al Departamento de Zoonosis de Chajarí ya se habían enviado vacunas, pero lamentablemente Zoonosis nunca nos informó de esta llegada ni qué tipo de vacunación se pensaba implementar”.

¿Por qué debería informarse desde Zoonosis Municipal a los médicos veterinarios privados?

Porque “a la salud pública la hacemos entre todos”, dijo Maltempo. “Acá hay que hacer hincapié en la gravedad de que aparezcan casos en humanos. En otras oportunidades, Zoonosis se puso en contacto con la Seccional e instrumentamos campañas masivas en las que los veterinarios privados colaboramos con el municipio en la vacunación por todos los barrios. Hace unos diez años atrás también habían aparecido murciélagos infectados, entonces la Provincia mandó vacunas, se vacunó en forma gratuita en todos los barrios y el colega que estaba al frente de Zoonosis Municipal  nos dio dosis para que tengamos en las veterinarias a los efectos de que esa campaña sea realmente masiva. Recuerdo que se anunció por todas las radios y rodantes para que la gente lleve su mascota a vacunar y entregábamos al propietario un certificado. Se vacunó a todos, al privado que podía y al que no. Hoy por hoy esto ya se tendría que haber hecho”, sostuvo.

Pero la cuestión no termina con la comunicación con Epidemiología de la Provincia. Luego de esto, la Seccional de Médicos Veterinarios del Departamento Federación envió al presidente municipal, Pedro Galimberti, una nota preguntándole sobre lo que se estaba haciendo en Chajarí. Y finalmente, el lunes se dio a conocer a través de Prensa Municipal la decisión de vacunar por los barrios, aunque no con la intensidad que pretenden los veterinarios privados. “Si van al barrio seguramente vacunen a diez o quince perros, pero una campaña masiva es vacunar a todos, intensamente, aunando esfuerzos entre lo público  lo privado”, opinó.

“Esta es una campaña pero no masiva, porque van a cuatro barrios diferentes pero durante cuatro días. Chajarí tiene treinta y seis barrios… Para que la campaña sea masiva se debería ir un día completo -de mañana y de tarde- a cada barrio, hacer publicidad rodante para que la gente se entere y recorrer casa por casa vacunando”, consideró.

La conclusión que queda, según Maltempo, es que “hay una negativa a la colaboración, cuando hay un problema que lo amerita. En estos casos es preciso anticiparse e intentar prevenir. Seguramente que aunque vengan muchas dosis y se vacune masivamente siempre va a quedar un margen sin vacunar, pero se disminuirá mucho el riesgo”, concluyó.