“Los bomberos no son héroes… la idea de héroes los coloca en una situación de soledad y responsabilidad que no tienen”

Psicología de la emergencia brinda herramientas para atender a víctimas terciarias de siniestros, es decir, bomberos, policías, personal de salud. ¿Cómo atender la emocionalidad de estas personas? Una nota con la psicóloga Stella Cístola.

BOMBEROS. La adrenalina que manejan en la emergencia y las situaciones que viven, no pasa desapercibida para la emocionalidad.

Por Claudia Cagigas

La Psicología de la Emergencia es una especialidad que tiene sus ojos puestos en las víctimas terciarias, es decir, aquellas personas que concurren al lugar de una emergencia y deben tomar decisiones contra el tiempo. “Este tipo de actuaciones -con la adrenalina muy alta- no pasa desapercibida dentro de la emocionalidad, por lo que es necesario que cuando terminan su tarea puedan trabajar esa cantidad de contenidos que ingresó a su psiquismo, para que posteriormente no los afecte”, explicó la psicóloga Stella Cístola, especialista en la materia. También sostuvo que “los bomberos no son héroes sino seres humanos comunes que se dedican a una extraordinaria tarea por una enorme vocación de servicio, pero con sus achaques, sus berrinches, sus enojos, sus debilidades y fortalezas”.

Stella estuvo en Chajarí días atrás, brindando una charla taller sobre el tema en la Asociación de Bomberos Voluntarios. Entrevistada en el programa EL ESPEJO (Radio Show), explicó que la afectación “depende de cada personalidad, cada historia, cada preparación… Son seres humanos que tienen vivencias, que tienen problemas personales y que en ocasiones atraviesan situaciones particulares como cualquiera. Y estas situaciones particulares se pueden amplificar con la emergencia”. De ahí la necesidad de brindar herramientas para que puedan sacarse lo que la emergencia les dejó, para que puedan despejarse antes de volver a casa.

STELLA CÍSTOLA, PSICÓLOGA ESPECIALISTA EN PSICOLOGÍA DE LA EMERGENCIA

¿Quién debe realizar la tarea de contención y descarga?

“Un psicólogo que se acerque a trabajar en estas cuestiones debe dejar de lado su encuadre clínico, porque acá no estamos hablando de pacientes sino de respondientes, estamos hablando de reacciones que parecen anormales pero que son normales en situaciones anormales; es decir, todo lo que sucede en la emergencia es lo que está fuera de la norma pero las reacciones de estas personas son adecuadas. Entonces el encuadre clínico no sirve, acá nos tenemos que ubicar en la psicología de la emergencia, psicología de la seguridad, que son otras ramas de la psicología y el profesional tiene que estar preparado para tomarlo desde allí”, indicó Cístola.

Por otro lado, “también se tiende a que dentro de los equipos de trabajo (dentro del mismo cuerpo de bomberos) haya gente que pueda formarse para ayudar a la contención y ventilación de sus pares, a los efectos de que toda la sobrecarga no quede adentro del bombero”.

BOMBEROS. La descarga de las vivencias de la emergencia es imprescindible para que puedan volver a casa tal como salieron.

¿Cómo es un bombero?

El bombero es una persona muy especial  y con una enorme vocación de servicio. Eso hace que la supremacía la ponga en el bienestar del otro y no en el propio. “Son muy apasionados y ya sabemos que las pasiones no se puedan razonar”, definió Stella Cístola.

Mayor tolerancia a la frustración, mayor tolerancia a los cambios y mayor tolerancia al estrés son otras de las características. “Tienen una mayor tolerancia a los cambios porque cada situación es distinta, nada puede sellarse desde la rutina, el orden o la calma. Están descansando, a las 4 de la mañana suena la alarma y en menos de 5 minutos están activos, vestidos para salir al cuartel. Es decir, rompen un estado de reposo  y pasan a uno de hiperactividad en pocos minutos, cosa que no es para cualquiera”.

BOMBEROS. SON PERSONALIDADES CON MAYOR TOLERANCIA A LA FRUSTRACIÓN, AL CAMBIO Y AL ESTRÉS.

No son héroes

La psicóloga fue contundente al decir que los bomberos no son héroes, aunque solemos calificarlos de esta manera como forma de estimularlos y felicitarlos. “No son héroes, son seres humanos comunes que se dedican a una extraordinaria tarea por una enorme vocación de servicio pero con sus achaques, sus berrinches, sus enojos, debilidades y fortalezas”.

Tampoco son infalibles ni invencibles. “Esa idea de héroes los coloca en una situación de soledad y de responsabilidad que ellos no tienen, porque la emergencia comenzó antes de que llegaran. Ellos aparecen para mitigar la situación, para tratar de poner a resguardo la víctima, para tratar de que la situación disruptiva no se expanda a otros bienes o a la naturaleza. Y hay veces que se puede y otras que no”, explicó.

BOMBEROS. «NO SON INFALIBLES NI INVENCIBLES, DEBEMOS ACOMPAÑARLOS»

Finalmente, recordó que la seguridad debemos hacerla entre todos tomando los resguardos necesarios, porque no hay ningún super héroe que puedan hacer todo por el otro. En este contexto, los bomberos están “para la emergencia con sus escenarios tan múltiples y variables”.