Flores de Bush: una alternativa para abordar problemas físicos y emocionales

 

En Chajarí, Roxana Williams aplica la Terapia floral conciente valiéndose de las Flores de Bush. Sirve para quitar traumas y pesadillas, eliminar miedos, disminuir la ansiedad entre otras aplicaciones.

 

Roxana Williams. Operadora Terapéutica y Profesora de Meditación de Chajarí.

 

Por Claudia Cagigas

La Terapia floral conciente es una tratamiento natural que combina 69 Flores Australianas de Bush para realizar un trabajo físico y emocional. Impacta sobre el físico, sobre las emociones y sobre los patrones psicológicos de las personas centrándose en la energía que va desde el alma hacia el cuerpo. Los problemas que se pueden abordar son muchos: desde problemas de tiroides, hasta angustia, frustración, miedos, depresión, entre otros, según explicó la Operadora Terapéutica y Profesora de Meditación Roxana Williams en el programa EL ESPEJO (Radio Show Chajarí). Cabe aclarar que las Flores de Bush no son las mismas que las Flores de Bach.

 

“Las Flores de Bush tienen una gran cantidad de prana – de energía- y al ingerirlas en forma de gotas mezcladas en agua, el paciente recibe energía sutil. Esta energía  ayuda a reconectar el alma con el cuerpo físico; nos lleva a que nos enfrentemos con cuestiones de nuestra vida que están muy adentro y que a veces tapamos pero terminan manifestándose en enfermedades”, sostuvo.

 

FLORES DE BUSH. Es un sistema de 69 flores australianas.

 

Williams se formó en Chile, donde hay diplomados e inclusive en los hospitales se combina esta terapia con tratamientos médicos tradicionales. En Chajarí “tengo pacientes con enfermedades físicas -algunas crónicas-, que además de hacer el tratamiento médico trabajan conmigo”, comentó.

 

Cuando un paciente llega por primera vez, se hace una entrevista para conocer lo que le está sucediendo. “Puede pasar que solo me diga ‘estoy cansada’, entonces con preguntas intentamos buscar las razones del estrés -por eso es una terapia conciente-. Después se disparan otras cuestiones, por ejemplo que existe un problema de tiroides. O puede pasar que esa persona tiene miedos. Entonces de acuerdo al caso se elaboran preparados en base a flores. Yo complemento el tratamiento con sanación pránica, para que la persona pueda abrir su corazón, pueda estar conciente y abrirse a lo que quiere hacer sin dejar ningún tratamiento médico que esté realizando”.

 

Según Willians las Flores de Bush no tienen contraindicaciones y se utilizan tanto en niños como en adultos. El tiempo en que el efecto comienza a hacerse notar varía de una persona a otra y siempre hay que reajustar el preparado de acuerdo a los resultados que se vayan advirtiendo.

 

Las Flores de Bush están a nuestro alcance y son una alternativa más para el abordaje de problemas físicos o emocionales que impactan en nuestra calidad de vida.